el sabroso oficio / del dulce mirar

Góngora

lunes, 23 de noviembre de 2009

Si yo fuera fuego (Cecco Angiolieri)



SI YO FUERA FUEGO

De ser yo fuego, quemaría el mundo;
si fuese un vendaval, lo arrasaría;
en caso de ser agua, lo ahogaría;
y, si Dios, lo hundiría en lo profundo;

de ser papa, estaría muy jocundo
y en trampas a los fieles metería;
si fuese emperador, ¿sabes qué haría?:
cortaría el pescuezo a todo el mundo.

Si fuese muerte, iría por mi padre;
si fuese vida, de él me escaparía;
y de igual modo haría con mi madre.

Siendo el Cecco que soy y siempre fui,
las mozas más hermosas tomaría
y las viejas y feas para ti.

Cecco Angiolieri

(Traducción de Teodosio Muñoz Molina)


S'I' FOSSE FUOCO

S’i’ fosse foco, arderei’l mondo;
s’i’ fosse vento, lo tempesterei;
s’i’ fosse acqua, i’ l’annegherei;
s’i’ fosse Dio, mandereil’en profondo;

s’i’ fosse papa, sare’allor giocondo,
che tutti’i cristiani imbrigherei;
s’i’ fosse ’mperator, sa’ che farei?:
a tutti mozzarei lo capo a tondo.

S’i’ fosse morte, andarei da mio padre;
s’i’ fosse vita, fuggirei da lui:
similemente farìa da mi’ madre.

S’i’ fosse Cecco, com’i’ sono e fui,
torrei le donne giovani e leggiadre:
e vecchie e laide lasserei altrui.



Cecco Angiolieri (1260-1312) fue un poeta medieval, contemporáneo de Dante. Perteneció a la escuela de Toscana, que reunió a un puñado de poetas populares y jocosos, de los cuales Angiolieri es el más relevante. Su composición "Si yo fuera fuego..." (así como algunos versos en contra de Alighieri) son frecuentemente citados en antologías de lírica popular en la Edad Media. La crítica actual sostiene que Cecco fue menos rebelde de como lo presentan los Románticos, los cuales reivindicaron con fuerza sus ideales. Está fuera de duda, de cualquier manera, que vivió una vida por lo menos aventurera.



1 comentario:

elena clásica dijo...

Delicioso su tono lúdico y jocoso. Emocionante la referencia a estos trovadores.
Besazos.