Pára, meu coração! Não penses! / Deixa o pensar na cabeça!

Fernando Pessoa

miércoles, 25 de abril de 2012

Cada vez tardamos más en llegar a la cama (Batania)

Fotografía de Katia Chausheva


CADA VEZ TARDAMOS MÁS EN LLEGAR A LA CAMA

Qué se puede hacer con una chica entre blanco y amarillo
que cursa primero de rebeldes y quinto y medio de filología,
una mujer como un ramo de apio o como un cóleo sin maceta,
más bella que un triciclo silvestre o un orfeón de romeros,
que piensa a puño que Shakespeare no alcanza a Hemingway
y que Julio Cortázar gana a Balzac por más de tres submarinos,

qué se puede hacer con esa chica si luce quince años menos
y te saca cinco centímetros de risa y altura, y desde tan arriba
te dice muera Propercio, abajo Hugo, cieno a Tolstoi, fuera
Stendhal, cardo a Dickens y vinagre y cinabrio para Catulo,

qué se puede hacer salvo amarla, salvo apretar tu corazón prieto
sobre su corazón prieto, salvo vivir sin camisa ni pantalones
vaqueros y olvidar sus calaveras de furia nueva, gloriosa niña
que te amo pero te crees el cráneo y la petunia de la muerte,
pero cómo va a ser mejor tu Salinger que mi Lope de Vega,
dios mío, qué tontería, es que no puedo dejar de contestarte,
por tu puta culpa cada vez tardamos más en llegar a la cama.

Batania


Originalmente en Batania, poeta neorrabiosoleído en Escomberoides