.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

viernes, 2 de noviembre de 2012

Adiós a Agustín García Calvo

Hombre sin sueño (Fotografía de Daida Suárez)


Ayer, primer día de noviembre, en Zamora la bien cercada, falleció Agustín García Calvo, poeta, además de otras muchas cosas. Sit tibi terra levis, Agustín. Aquí seguimos nosotros, releyendo tus versos.


CCX

Al despertar, me rebullían las sienes
y algo me dijo restregar las legañas.
“Y hacia el Lucero por la senda enseguida
échate andar”. Hacia el Lucero he corrido
monte y llanura. A medio día, sudoso
entré en el pueblo; pero no preguntaba
dónde el mesón, sino que dónde la escuela;
ah, pero el tísico maestro casposo
nada sabia. Y otra vez la camino
hacia el Lucero. He peleado diez años;
traigo rajada la rodela de bronce,
roma la lanza. Y, al caer de la noche
sólo dos versos he leído en la arena:
«Es bueno todo lo que hagas con gracia:
no todo falso lo que digas mintiendo.»

Agustín García Calvo


De su libro Más canciones y sololoquios, Editorial Lucina, 1988