.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

viernes, 16 de noviembre de 2012

Vicente Núñez - Aria triste

Fotografía de Cristian Galletti


ARIA TRISTE

Antes de que se cierre la cancela y el faro
rasgue con su guadaña el estor de la tarde
hay un jardín sombrío que aguarda unas pisadas
entre la celosía otoñal de una cita.

Los muchachos que vuelven de la playa, la ronda
última de los novios que atenúa la niebla,
la red de los silencios y su copo doliente
rozan por un instante esa amarga clausura.

Pasan como vencidos del rigor de los besos,
tú que esperaste en vano de una noche a otra noche,
y dejan en la agreste baranda de la arena
el áspero geranio de un sollozo votivo.

La barca en que un arráez se pierde entre las rocas
es sólo un vago indicio, bajo la luna llena.
Tras el balcón abierto hay un libro, unas flores...
un timbre casi anuncia la ausencia de sus manos.

Y el amor, que salvaba la verja y los rosales,
lejos de la corola de su ser se evadía;
y en los acantilados su sangre decoraba
la ruda y pavorosa soledad de las olas.

Y una noche, a las doce...la terraza era un friso
de espaldas y organdíes que agitaba la música.
Y el mar siguió vacío, y la playa desierta,
y no se oyeron pasos, y no vino a la cita.

Vicente Núñez


Leído en plus ultra




3 comentarios:

Manuel Marcos dijo...

Un poema excepcional por decir algo. Celebro, Pedro, que lo incluyas aquí, y seguiré tu donoso ejemplo, de hacer cuerpo con los que lleva uno aquí leídos. Un abrazo.
Salud

Victor Aranda dijo...

Bello poema de este poeta andaluz del que se cumple ahora los diez años de su muerte.
Saludos

El transcriptor dijo...

Lamento haber conocido tan tarde a Vicente Núñez (fue a través de la antología "Mío amor" de la editorial renacimiento), pero ocupa un lugar destacado en mis relecturas.

Por otro lado, estos versos me han traído a la cabeza a Francisco Brines, no sé qué pensaréis vosotros.

Salud