.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 10 de diciembre de 2012

Clarice Lispector - Un soplo de vida

Clarice Lispector


Dios mío, dame el valor de vivir trescientos sesenta y cinco días y noches, todos vacíos de tu presencia. Dame el valor de considerar ese vacío como una plenitud. Haz que yo sea tu amante humilde, entrelazada contigo en éxtasis. Haz que yo pueda hablar con este vacío que tiembla y recibir como respuesta el amor materno que nutre y mece. Haz que yo tenga el valor de amarte sin odiar tus ofensas a mi alma y a mi cuerpo. Haz que la soledad no me destruya. Haz que mi soledad me sirva de compañía. Haz que yo tenga el valor de enfrentarme conmigo misma. Haz que yo sepa quedarme con nada e, incluso así, me sienta como si estuviese plena de todo. Recibe en tus brazos mi pecado de pensar.

Clarice Lispector


De su libro Um sopro de vida: pulsações, Rio de Janeiro. Nova Fronteira, 1978, publicado póstumamente tras la muerte de la escritora en 1977.  (Fragmento traducido por El transcriptor)


Este fragmento, y otros, de la escritora brasileña Clarice Lispector, circulan profusamente en internet en forma versificada, y es posible que muchos crean que como tales poemas fueron escritos, pero no fue así. La razón es que a petición del Jornal de Poesia, el padre Antônio Damásio los dispuso en verso (en el enlace puede leerse todo, en portugués).

De todas maneras, como muy bien dice el Jornal de  Poesia, y puede atestiguar cualquier lector de Clarice Lispector, a ella no le hacían falta versos o estrofas para ser una grandísima poeta; sí,  poeta.


Clarice Lispector falleció prematuramente el 9 de diciembre de 1977 a los 56 años. Había nacido en Chechelnyk, Ucrania, el 10 de diciembre de 1920. 


Sobre esta autora, ver Culturamas.