.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

martes, 19 de febrero de 2013

Pablo Guerrero - A cántaros

Fotografía de Federico Casares (solofotones en Flickr)


Bueno. Sin palabras. Que cante Pablo, Pablo Guerrero. Que vuelva a llover, a llover...


A CÁNTAROS

Tú y yo, muchacha, estamos hechos de nubes
pero, ¿quién nos ata?
Dame la mano y vamos a sentarnos
bajo cualquier estatua,
que es tiempo de vivir y de soñar y de creer
que tiene que llover
a cántaros.

Estamos amasados con libertad, muchacha,
pero, ¿quién nos ata?
Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio,
preparada tu marcha.

Hay que doler de la vida, hasta creer,
que tiene que llover
a cántaros.

Ellos seguirán dormidos
en sus cuentas corrientes de seguridad.
Planearán vender la vida y la muerte y la paz.
¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?

Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian
que la siesta se acaba
y que una lluvia fuerte, sin bioencimas, claro,
limpiará nuestra casa.

Hay que doler de la vida, hasta creer,
que tiene que llover
a cántaros.








Una canción con mucha alegría de su disco A tapar la calle, "Paraíso ahora"


5 comentarios:

Isabel dijo...

Nunca me canso de escucharlos (los dos temas). Me encantan

El transcriptor dijo...

Esta canción es algo más que una canción. Tiene detrás tantas cosas, tantas vivencias.

"Paraíso ahora" me pone siempre de buen humor. "A tapar la calle" es uno de esos discos que te gustan todas las canciones.

Un abrazo

Paco Campos dijo...

todo el disco está muy bien, es un disco redondo (la que le da el título al disco es genial con "el señor obispo que viene en bicicleta", o algo así) y parte de esa redondez y coherencia se la dan unos arreglos de guitarra flamenca omnipresentes en el disco y que no cansan y que están perfectamente integrados, no como ahora que le ponen aires flamencos a todo, incluso a la música gregoriana... (es mi humilde, aunque no lo parezca, opinión) Paco

Paco Campos dijo...

Vuelvo a la carga: Instituto Femenino de Ávila, invierno de 1969,tal vez 1970. Actúa un grupo de música vocal llamado "Aguaviva", impresionante. Les precedió un joven armado de barba, guitarra y voz, nada más, que venía de Extremadura. Estremecedor. Algo cambió en mi vida. Un "turning point", que diría Becket en "La última cinta de Krapp". Paco

El transcriptor dijo...

Paco, estoy de acuerdo contigo en lo que dices de la guitarra en "A tapar la calle". Suena de maravilla. Puedes volver a ponerlo cuando se acab y volver a escuharlo otra vez, y tanb a gusto.Para mí, es el mejor disco de Pablo Guerrero.

Respecto a Aguaviva, cómo no recordar sus "Poetas andaluces de ahora", por ejemplo, con esa música de Manolo Díaz, Pepe Nieto y otros, y esas introducciones de los poetas hablando de lo que era la poesía para ellos.

Pues nada, Traeremos a Aguaviva uno de estos días. Palabrita.

Un abrazo,

Pedro