.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

miércoles, 24 de abril de 2013

Charles Simic - Cosmología de Caronte

Caronte, o barqueiro dos mortos (Fotografía de J. Almstadter)



COSMOLOGÍA DE CARONTE

Munido apenas de una linternita
para orientarse
y siempre una montaña
de cadáveres frescos que cargar

y transportar hasta la otra orilla
donde hay un montón más,
diría que le debe costar mucho
distinguir una orilla de la otra

diría que no importa
nadie se queja, puede revisarles
los bolsillos, en uno unas miguitas
de pan, una salchicha en otro.

De vez en cuando algún espejo
o algún libro, que arroja
por la borda hacia el río
oscuro, frío, rápido y profundo.

Charles Simic



Traducción leída en Zaidenwerg


CARON'S COSMOLOGY

With only his dim lantern
To tell him where he is
And every time a mountain
Of fresh corpses to load up

Take them to the other side
Where there are plenty more
I’d say by now he must be confused
As to which side is which

I’d say it doesn’t matter
No one complains he’s got
Their pockets to go through
In one a crust of bread in another a sausage

Once in a long while a mirror
Or a book which he throws
Overboard into the dark river
Swift and cold and deep



Charles Simic, “Charon’s Cosmology” from Charles Simic: Selected Early Poems. Copyright © 1999 by Charles Simic. Reprinted with the permission of George Braziller, Inc.


(Texto en inglés: Poetry Foundation)



(Nota. La fotógrafa nos proporciona el nombre del modelo que hace de Caronte: Sérgio Castravelli)


3 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

A propósito de este Caronte, permíteme esta puerta del Infierno:

La puerta del infierno

-Cierra ya el infierno, haz de centinela,
perro maldito, can Cerbero de tres cabezas,
que a vivir a cuarto patas te han condenado.

Mientras Caronte estiba la barcaza,
bajo la luz mortecina de las farolas
fluye el río de los Muertos entre las tinieblas.

Aquí, cuando la Parca ha cortado ya
el hilo desmedrado de la biografía,
se acaba el baile de máscaras y engaños.

-Caronte, barquero endiablado, prepara
los pecadores para su último viaje
y oblígales a que atiendan a la inscripción:
"Lasciate ogne speranza voi ch’intrate"

-Haz que entren, poco a poco al Averno:
taquines y avaros, herejes e iracundos,
infieles, falsarios y comilones,

hombres malos y almas de infortunio,
aduladores, saleces y tiranos,
aquí se acabó todo, aquí nada es como creíais.

-Ahora puedes cerrar. Ah! vigila Can Cerbero,
aparta rabo y capullo de la puerta, no sea
que al mover el batiente te quedes rabón.

Salud
Francesc Cornadó

El transcriptor dijo...

Gracias, Francesc, por esta otra luz de tus versos sobre Caronte.

Salud

Paco Campos dijo...

"aparta rabo y capullo de la puerta, no sea
que al mover el batiente te quedes rabón..."

Me gusta el toque canalla, entre Caravaggio y Passolini

Paco