.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

viernes, 26 de abril de 2013

Friedrich Hölderlin - Der Archipelagus

Templo de Apolo en Chora Naxos (Fotografía de Mae)


Una obra capital de la literatura alemana, Der Archipelagus (El archipiélago), de Friedrich Hölderlin (1770-1843). Así empieza:


¿Tornan las grullas de nuevo a tu lado y enfilan de nuevo
rumbo a tus costas los barcos?¿Envuelven en calma tu flujo
brisas ansiadas y sube del fondo el delfín y su lomo
baña al reclamo del sol que le alumbra con luces no usadas?
¿Jonia florece? ¿Ya es primavera? ¿La hora en que siempre
joven se torna en los vivos el alma y amores primeros
nácenle al hombre y despiertan recuerdos de edades doradas,
tiempo en que acudo a tu lado y saludo al silente, ¡oh anciano!?




Kehren die Kraniche wieder zu dir, und suchen zu deinen
Ufern wieder die Schiffe den Lauf? umatmen erwünschte
Lüfte dir die beruhigte Flut, und sonnet der Delphin,
Aus der Tiefe gelockt, am neuen Lichte den Rücken?
Blüht Ionien? ists die Zeit? denn immer im Frühling,
Wenn den Lebenden sich das Herz erneut und die erste
Liebe den Menschen erwacht und goldner Zeiten Erinnrung,
Komm ich zu dir und grüß in deiner Stille dich, Alter!
Denn Staub bist du, und zum Staube wirst du zurückkehren!



Der archipelagus (Friedrich Hölderlin) Edición bilingüe de Helena Cortés Gaubaudan. La Oficina, 2011.

"Esta nueva edición bilingüe de El Archipiélago de Hölderlin presenta por vez primera al lector español una traducción en hexámetros del poema, realizada por la germanista Helena Cortés Gabaudan, recreando con la mayor fidelidad posible el original y arriesgado intento de Hölderlin de imitar en lengua alemana los metros griegos. Por otro lado, se trata de propiciar una relectura de este clásico, mediante el sugerente diálogo que se establece entre imágenes y texto. La selección de fotografías, todas ellas contemporáneas, coinciden de lleno con el nihilismo y la desesperanza casi actuales que se dejan traslucir en El Archipiélago, mostrando el poder destructor del mundo moderno prefigurado por Hölderlin."