.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

viernes, 25 de octubre de 2013

Blas de Otero - Historia de mi vida




HISTORIA DE MI VIDA

A los cincuenta y tres años de mi vida
comienzo a caminar de otra manera:
el paso tardo y la esperanza fuera,
como un arado uncido a su mancera.

A los cincuenta y tres años de mi vida
el soneto es distinto, las vocales
más anchas, los apóstrofes iguales
y los naufragios más originales.

He vivido volcándome en los días
y ascendiendo las noches destrozadas,
entre cristales rotos y alegrías.

Viviré con los ojos bien abiertos
entre golpes de olas y de azadas.
Como escuchan los hombres. Como miran los muertos.

Blas de Otero


De su libro Hojas de Madrid con La galerna, escrito entre 1968 y 1977, publicado en 2010 por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores (*)





3 comentarios:

Paco Campos dijo...

el minusvalorado Blas de Otero, por causa de la poesía "social" y otras etiquetas, autor de versos memorables: "si he perdido la vida, el tiempo...me queda la palabra"

Paco

Redacción dijo...

Grande Blas de Otero. Lo comparto en el blog de Julio Vélez. Un saludo, Pedro.

El transcriptor dijo...

Pues hay muchos poemas que vale la pena volver a leer, y otros leer, no tan conocidos, como el siguiente, por ejemplo.

Saludos, Paco y Luis.

PALABRA VIVA Y DE REPENTE

Me gustan las palabras de la gente.
Parece que se tocan, que se palpan.
Los libros, no; las páginas se mueven
como fantasmas.

Pero mi gente dice cosas formidables,
que hacen temblar a la gramática.
¡Cuánto del cortar la frase,
cuánta de la voz bordada!

Da vergüenza encender una cerilla,
quiero decir un verso en una página,
ante estos hombres de anchas sílabas,
que almuerzan con pedazos de palabras.

Recuerdo que una tarde
en la estación de Almaden, una anciana
sentenció, despacio: "—Sí, si; pero el cielo y el infierno
está aquí" Y lo clavó

con esa n que faltaba.