.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 25 de noviembre de 2013

Ángel Campos Pámpano - 5 años

Jardim do Príncipe Real (Fotografía de Gonçalo Ferreira)

Hoy se cumple el quinto aniversario de la prematura desaparición del poeta extremeño Ángel Campos Pámpano, a quien tanto debe la difusión de la poesía en Badajoz. Aparte de su propia obra y de sus traducciones de Pessoa, Carlos de Oliveira, Eugénio de Andrade, Cesariny... para diferentes editoriales, no hay más que recordar la loable empresa del Aula de Poesía Díez Canedo, que, a pesar de las dificultades presupuestarias, sigue viva y coleando, así como la “Revista de literatura en dos lenguas” Espacio / Espaço Escrito (28 números, del otoño de 1987 a noviembre de 2009; acompañando el último número doble, 27-28, se publicó otro extraordinario, dedicado a su persona y obra, con colaboraciones de muchos amigos de ambos lados de la raya).

Dada la querencia del autor de este blog por la cultura en lengua portuguesa, he aquí un breve poema en prosa del libro En la ciudad blanca.


4

Otoño en la ciudad. El viento enreda las hojas maduras de los plátanos. Los olores del día se pierden en el gris de las nubes; pero una luz lenta, casi de cal —que nunca podré decir cumplidamente—, humedece las ramas admirables del cedro del Busaco. Recuerdo el escenario y aquella tarde de finales de octubre leyendo a Montale junto al estanque de la Praça do Príncipe Real. Palmeras y palomas. El goce habitable y justo de unos versos suficientes. La memoria fu un genere letteraio / da quando non era nata la scrittura.


La ciudad blanca [1984-1987] (Ángel Campos Pámpano) Pre-Textos / Poesía. Valencia1988.






4 comentarios:

Paco Campos dijo...

Magnífica entrada, caro amigo, ¡ay, las plazas de Lisboa...! Sin querer me ronda la melodía de "O homem das castanhas", que canta el gran Carlos do Carmo.

Paco

El transcriptor dijo...

Pois é, Paco. É tempo de castanhas:

Quem quer quentes e boas, quentinhas?
A estalarem cinzentas, na brasa.
Quem quer quentes e boas, quentinhas?
Quem compra leva mais calor p'ra casa.

Unha aperta
(aqui no sul, o tempo está frio, embora mais tarde o sol é uma alegria)

Elías dijo...

Gracias, Transciptor, por tan hermoso recuerdo de mi maestro y amigo. ¡Cinco años ya!
El pasado viernes, su familia y un numeroso grupo de amigos lo recordamos en su querido San Vicente:
Aquí http://mayora.blogspot.com.es/2013/11/carta-de-san-vicente.html y aquí http://mayora.blogspot.com.es/2013/11/carta-de-san-vicente.html, dos crónicas del acto.

Un abrazo.

El transcriptor dijo...

Sí que vuela el tiempo... correr es poco decir. Gracias, Elías, por la información. Leeré las reseñas del acto.

Un abrazo,

Pedro