.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 25 de noviembre de 2013

Una foto y dos versos de Carlos Edmundo de Ory

Fotografía de Britany Markert


Esta fotografía me recordó dos versos de un poema de Carlos Edmundo de Ory, Sombría diosa demonia, ya publicado aquí:


No miro más esos malos deseos
el hombre con su hacha decapita tu amor






2 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Permíteme un comentario sobre esta herramienta de corte:

El hacha

Herramienta de golpe y filo. Desnuca, decapita,
nunca corta con pulcritud, hace socavones en la carne
deshace los músculos del cuello del ajusticiado,
que salpica con rojo sangre el aire del cadalso.

El hacha hace espectáculo del trabajo chapucero,
de rajas y jirones mezclados con la sangre
y revienta el silencio con un golpe apagado
que en la roja humedad ensordece el ruido.

Con la fuerza del golpe, tú y yo también hemos callado.

El transcriptor dijo...

Caramba, Francesc, casi nos salpica la sangre... Empuñemos, mejor, el hacha de Carlos Edmundo.

Salud