.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 16 de diciembre de 2013

Renata Correia Botelho - ya nadie nos llama a la puerta




ya nadie nos llama a la puerta
vendiendo cerezas.

deberíamos tal vez recordar
a la tierra nuestro nombre

plantar sílabas frescas
que nos maten la sed

tener una gota de esperanza
en la muerte después de la vida.

Renata Correia Botelho



Poema traducido por El transcriptor



já ninguém nos toca à porta
a vender cerejas.

devíamos talvez lembrar
à terra o nosso nome

plantar sílabas frescas
que nos matem a sede

ter um pingo de esperança
na morte depois da vida.


De Um circo no nevoeiro (2009)


Leído en el  blog Rua das Pretas (también tomamos prestado el Cezanne)