.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 3 de febrero de 2014

Ruy Belo - La muchacha de Cambridge

Fotografía de Ériver Hijano



LA MUCHACHA DE CAMBRIDGE

Quería conocer íntimamente conocer
a la muchacha anónima tendida en el césped
al sol distante de un colegio de cambridge
Perdida en la distancia no sé bien
si es una mujer si una muchacha
una más de las amadas muchachas
Sé que lee tan sólo no sé bien qué
y es un sencillo objeto recortado
en la orilla verde intensamente verde
tras el agua mansa que refleja los edificios
Urgente es conocer a aquella que seguramente no sabía
lo que esa muchacha al sol para mí significaría
Ella debería saber un portugués profundísimo
o tal vez las cosas que yo tendría para decirle
consiguiese decirlas de repente en un inglés
que fuese la mejor parte de mí
Definitivamente toda esta cotidianeidad
contra la cual hundo mi mejor lanza
pasaría como un sobresalto
mi reino por la muchacha de cambridge
Si yo la conociese pero en el momento de la fotografía
sintiendo ahora lo que en la distancia siento
puede decirse que sería feliz
Sólo así lo sería finalmente
hay un fuerza oscura que me lo dice

Ruy Belo

Homem de Palavra(s), 1970.


Poema traducido por El transcriptor


A RAPARIGA DE CAMBRIDGE

Queria conhecer intimamente conhecer
a rapariga anónima estendida no relvado
ao sol distante de um colégio de cambridge
Perdida na distância nem sei bem
se é uma mulher se rapariga
mais uma das amadas raparigas
Sei apenas que lê não sei o quê
e é simples objecto recortado
na margem verde intensamente verde
após a água mansa que reflecte os edifícios
Urgente é conhecer aquela que só veio num postal
mandado por alguém que certamente não sabia
o que essa rapariga ao sol para mim significaria
Ela devia saber um português profundíssimo
ou talvez as coisas que eu tinha para lhe dizer
as conseguisse de repente dizer num inglês
que fosse a melhor parte de mim
Definitivamente todo este dia-a-dia
contra o qual esmago a minha melhor lança
como que um sobressalto passaria
O meu reino pela rapariga de cambridge
Se eu a conhecesse mas no momento da fotografia
sentindo agora o que à distância sinto
pode dizer-se que seria feliz
Só assim o seria finalmente
há uma força obscura que mo diz


4 comentarios:

Paco Campos dijo...

"O meu reino pela rapariga de cambridge"...

Guillerme sonríe en su tumba.


Paco

El transcriptor dijo...

Pues sí. ¿Sabes? Hay un largo poema de Ruy Belo, titulado "Encontro de Garcilaso de la Vega com Dona Isabel Freire, em Granada, no ano de 1526", donde puede leerse este verso maravilloso:


Eu sabia que a via e ao vê-la a perdia.


O que achas?

Paco Campos dijo...

Hai un relato de Xosé Luis Méndez Ferrín, incluído en el libro "Elipsis y otras sombras", de ascendencia kafkiana (de su primera época, la más brillante, por cierto, junto con "Percival y otras historias" o "Amor de Artur") donde habla de un pobre "operario" que todos los días va en su humilde bicicleta al trabajo y al pasar por cierto lugar siempre se queda con ganas de acercarse a contemplar de cerca un maravilloso paisaje que se divisa al fondo. Así un día y otro, durante 30? años, pero el rutinario y gris deber se lo impide.
Hasta que un día se decide y cuando se acerca, descubre que el hermoso paisaje es un decorado, un telón pintado.

Paco

El transcriptor dijo...

Podemos imaginar la cara del lector que acompaña al personaje...