.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

jueves, 6 de marzo de 2014

Adiós a Leopoldo María Panero



Ha muerto Leopoldo María Panero a los 65 años. Para despedirlo volvemos a la "edad de la inocencia", por un lado. Hace años encontré en Lisboa un libro que por aquel entonces, creo yo, debía de estar agotado en nuestro país: la antología Nueve novísimos, discutida antología, como todas, que realizó José María Castellet. Había sido publicada por Barral Editores en 1970.


DESEO DE SER PIEL ROJA

La llanura infinita y el cielo su reflejo.
Deseo de ser piel roja.
A las ciudades sin aire llega a veces sin ruido
el relincho de un onagro o el trotar de un bisonte.
Deseo de ser piel roja.
Sitting Bull ha muerto: no hay tambores
que anuncien su llegada a las Grandes Praderas.
Deseo de ser piel roja.
El caballo de hierro cruza ahora sin miedo
desiertos abrasados de silencio.
Deseo de ser piel roja.
Sitting Bull ha muerto y no hay tambores
para hacerlo volver desde el reino de las sombras.
Deseo de ser piel roja.
Cruzó un último jinete la infinita
llanura, dejó tras de sí vana
polvareda, que luego se deshizo en el viento.
Deseo de ser piel roja.
En la Reservación no anida
serpiente cascabel, sino abandono.
DESEO DE SER PIEL ROJA.
(Sitting Bull ha muerto, los tambores
lo gritan sin esperar respuesta. )


De su libro Así se fundó Carnaby Street (1970)


El poema está inspirado en un breve texto de Franz Kafka. (v. aquí)

* * * * *

Todas las mujeres que conocí
están desnudas, bajo la lluvia desnudas
poco a poco hundiéndose en el lodo
de la memoria, y cayendo
como pelotas a lo largo
del barranco que mis manos no tocan;
y tienen frío, y lloran, y aúllan en vano
y se tiran de los pelos para sentirse en vano
en el país de los muertos
                                           Y se quieren con las manos
tapar la desnudez, la inmensa
y sin remedio desnudez.

De su libro El que no ve (1980)


Muere Leopoldo María Panero, poeta de los Nueve Novísimos, por Winston Manrique Sabogal y Aurora Intxausti (El País, 6-3-2014)







5 comentarios:

Paco Campos dijo...

cuánto aguantó, desde aquella película desgarradora, "El desencanto", que veíamos en los cineclubs, y donde clamaba contra la crueldad de "el conejo", su padre, el prócer oficial de las letras...

Paco

Paco Campos dijo...

quien se refería al padre como "el conejo" era el hermano mayor, que falleció hace poco, y que, por cierto, se llevaba a matar con Leopoldo María. ¡Qué familia...!, insisto

Paco

El transcriptor dijo...

Sí, esta familia dio para mucho, no recuerdo ahora si hay alguna novela, pero tenía material para ello.

En fin, recordemos a Leopoldo por su poesía, como él deseaba, y no por las vicisitudes de su familia.

Menalcas dijo...

Caminando por Panero, llegué a tu blog, me gusta, volveré.
un saludo desde coruña

El transcriptor dijo...

Obrigado. Boa terra A Corunha. Mais um amigo daquelas bandas...

Pedro