.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

miércoles, 18 de junio de 2014

Ana Pérez Cañamares - "Los platos que me regaló mi madre..."




Los platos que me regaló mi madre
están ya deslucidos y pasados de moda.
Cuando hacemos limpieza
nos miran como enfermos agonizantes
que no entienden qué queremos de ellos.

Pero son los platos que me regaló mi madre
que ya nunca volverá a regalarme
nada.

Si un día nos decidiéramos a tirarlos
intentaré escuchar su voz en mi cabeza:
"las cosas, hija, son sólo cosas".

Mi madre no está en un plato.
Mi madre está en el pan que como.


Ana Pérez Cañamares



De su libro Las sumas y los restos. Editorial Devenir, 2013


Leído en el blog Apología de la luz



4 comentarios:

Anónimo dijo...


a veces..."las cosas" tienen vida...

saludos, Pedro.

María F.

El transcriptor dijo...

Claro que sí, María. Hay tantas cosas con una historia tan larga de roces propios y ajenos, con su porción de vida, que nos sobrevivirán hasta... sabe-se lá!, como dicen los portugueses. Algo más que "cosas".

Anónimo dijo...

El poema vale muy poco. Independientmnt de lo que cuenta, lo cuenta de una manera muy ramplona. El problema es que como en general no se lee, todo en Facebook se aplaude en exceso. Mejor leer a otros/as.

El transcriptor dijo...

Bueno, un tanto prosaico sí que es; pero cuando lo leí en su día me llegó. Esos platos. Escribí mi propio poema en la cabeza. En fin, ahí queda. Punto.

Hay cosas mejores. Por supuesto.

Saludos


Un ejemplo de posdata:

HISTORIAS DE AMOR

A mí las historias deamor
se me amontonan como el friegue,
casi sin darme cuenta.

Se trata de salir limpio a la calle
y abrir los ojos como platos.

Ponlas a cubierto
si llueve.
Llénales el vaso,
perdona los plantones,
los jarros de agua fría.

Sé listo,
sujeta la sarten por el mango
si las quieres tener fritas.

A mí las historias de amor,
mis muchas historias de amor,
mis tontas historias de amor
me entristecen, me enferman:
me dejan amarillo como arena
de lavar tenedores, cuchillos...

Y me usan de estropajo el corazón.


José Luis Martínez

Camino de ningún final. Antología poética (José Luis Martínez) Edición de Vicente Gallego. Editorial Renacimiento, Sevilla. 2013