.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

viernes, 3 de octubre de 2014

David González - Tango azul



TANGO AZUL

En una ocasión la policía me tiroteó.
La historia tiene su punto. Te la cuento:

nos pillaron en un coche robado
nos cercaron
nos mandaron bajarnos del buga
y apoyar las manos en la parte de atrás
del maletero para
cachearnos
esposarnos
llevarnos a comisaría.
Era viernes. El sábado
tenía pensado estrenar ropa para ir todo
maqueado
a la discoteca
a vacilar con las chorbitas.
No lo pensé dos veces me di la vuelta eché a correr.
La esquina de la salvación estaba cerca.
Uno de los maderos dijo gritó:

¡QUIETO AHÍ, HIJO DE PUTA, O TE MATO!

Me disparó
me disparó a menos de 5 metros de distancia
y falló
escapé
estrené mi ropa nueva
vacilé.

Pero lo importante de esta historia
es lo que yo siempre digo:

debería haber acertado

debería haberme matado en ese mismo instante

cuando no le tenía miedo a la muerte

cuando todavía era

feliz.


David González






(Fotografía de Celeste Martearena Godoy)





2 comentarios:

Paco Campos dijo...

el espléndido final le da un giro poético a todo lo "prosaico" de los versos anteriores

Paco

El transcriptor dijo...

Totalmente de acuerdo. ¿Sabes? David González estuvo en la cárcel y escribió poemas muy intensos, que no te dejan indiferente, muy duros.