.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

domingo, 14 de diciembre de 2014

Dos poemas de 'Espadas como labios'




Otros dos poemas de Vicente Aleixandre. Pertenecen a su libro Espadas como labios, publicado en 1932.



REPOSO

Una tristeza del tamaño de un pájaro.
Un aro limpio, una oquedad, un siglo.
Este pasar despacio sin sonido,
esperando el gemido de lo oscuro.
Oh tú, mármol de carne soberana.
Resplandor que traspasas los encantos,
partiendo en dos la piedra derribada.
Oh sangre, oh sangre, oh ese reloj que pulsa
los cardos cuando crecen, cuando arañan
las gargantas partidas por el beso.

Oh esa luz sin espinas que acaricia
la postrer ignorancia que es la muerte.



********************************


IDA

Duerme muchacha
Lágrimas de plomo
ese jardín que dulcemente oculta
el tigre y el luzbel
y el rojo no domado
Duerme mientras manos de seda
mientras paño o aroma
mientras caídas luces que resbalan
tiernamente comprueban la vastedad del seno
el buen amor que sube y baja a sangre

Amor
Como esa maravilla
como ese blanco ser que entre flores bajas
enreda su mirada o su tristeza
el paisaje secunda el respirar con pausa
el verde duele el ocre es amarillo
el agua que cantando se aproxima
en silencio se marcha hacia lo obscuro

Amor
como la ida
como el vacío tenue que no besa







(Fotografía de Tyler Burrus / english snow - Flickr)