.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

martes, 30 de diciembre de 2014

Roberto Goyeneche - María



Roberto Goyeneche, acompañado al bandoneón por Néstor Marconi. Chapeau! 


Para a Maria, em Santiago, sempre à espreita. Aunque no seas argentina, va por vos.


MARÍA

Acaso te llamaras solamente María...
No se si eras el eco de una vieja canción,
pero hace mucho, mucho, fuiste hondamente mía
sobre un paisaje triste, desmayado de amor...
El otoño te trajo, mojando de agonía,
tu sombrerito pobre y el tapado marrón..
Eras como la calle de la melancolía,
que llovía...llovía sobre mi corazón....

¡María...!
En las sombras de mi pieza
es tu paso el que regresa....
¡María...!
Y es tu voz, pequeña y triste,
la del día en que dijiste:
"Ya no hay nada entre los dos..."
¡María!
¡La más mía...! ¡La lejana...!
¡Si volviera otra mañana
por las calles del adiós...!

Tus ojos eran puertos que guardaban ausentes
su horizonte de sueños y un silencio en flor...
pero tus manos buenas regresaban presentes,
para curar mi fiebre, desteñida de amor...
Un otoño te trajo...Tu nombre era María,
y nunca supe nada de tu rumbo infeliz....
¡Si eras como la calle de la melancolía,
que llovía...llovía, sobre la calle gris...!


Letra: Cátulo Castillo
Música: Aníbal Troilo
Año: 1945

(El Portal del tango)







(Fotografía de Maria Teresa Teixeira - Flickr)


2 comentarios:

Anónimo dijo...



Cómo sos Pedro y cómo es el tango!!!

Desde mi Compostela natal, vayan las badaladas de La Berenguela (las de la antigua, ya en el recuerdo...) para iniciar el Nuevo Año, felicidad para ti y los tuyos.

Muchas gracias por compartir, por la generosidad de pensar en los demás de forma personal.

Bicos,

María (sempre,sempre à espreita).



El transcriptor dijo...

Aunque tarde, María, recibe los mismos deseos desde estas tierras del sur, junto a la frontera portuguesa. Allá vamos, a por el 2015.

Me alegro de que te gustase el tango. Y vendrán más.

Bicos,


Pedro