.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 15 de junio de 2015

Elogio musical y poético del vino



Hace mucho tiempo, inspirado por esta air à boire, "Qui veut chasser une migraine", obra de Gabriel Bataille, escribí este soneto, como divertimento sin más pretensiones. Como no he encontrado la versión deseada, la del tenor Nigel Rogers y el laudista Anthony Bailes, sirva esta.



ELOGIO DEL VINO


L’eau ne fait rien que pourrir le poulmon,
Boute boute boute boute compagnons!
Vide nous ce verre et nous le remplirons

Gabriel Bataille



Quédese el agua lejos de mi vaso:
para la pila bautismal del cura
o el mojigato aquel cuya amargura
su corazón encharca paso a paso.

Dadme vino: en porrón, bota o botella,
de la color que sea, pero vino,
para entregarme al dulce desatino
que disponga mi buena o mala estrella.

Nunca bebamos solos, compañero.
Vayamos en tropel a la taberna
para empinar con decisión el codo.

Del vaso hagamos nuestro propio fuero,
brindemos hoy por la ebriedad eterna
y el oscuro placer de cualquier modo.



curse the darkness, fotografía de emezetaele




2 comentarios:

Paco Campos dijo...

Bravo, maese Pedro, en tus versos late, soterrado, el "don de la ebriedad" de otro zamorano ilustre, Claudio Rodríguez. Bebamos, pues, vino de Almendralejo o godello de Valdeorras. El caso es beber (y vivir)

Paco

El transcriptor dijo...

Maese Paco, eso es. No te creas que no me acuerdo de aquel godello que bebimos en A Coruña, ¡pardiez!

Ahora tengo aquí a mano uno de tierras de Santa Marta de los Barros, tinto. À tua, quer dizer, à vossa; porque que después de esta canción francesa bien podría sonar un tango como "Tomo y obligo, mándese un trago...

Apertas