.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

jueves, 30 de julio de 2015

Eugénio de Andrade - Sur





SUR

Por el azul de la piedra se ve que es verano,
al borde del estanque las adelfas deben de estar en flor,
las aguas reflejan el silencio.

Eugénio de Andrade


De su libro Escrita da terra (1974)



SUL

Pelo azul da pedra vê-se que é verão,
à beira do tanque os aloendros devem estar em flor,
as águas reflectem o silêncio.










(Fotografía de Robert Grant)




2 comentarios:

Paco Campos dijo...

bonita "verba" la de "aloendro" por "adelfa"


Paco

El transcriptor dijo...

É verdade, Paco. Pero fíjate que esa palabra viene de un término latino, y nuestra adelfa, claro, del árabe:

“O oleandro, também conhecido como loendro, loandro, aloendro, loandro-da-índia, alandro, loureiro-rosa, adelfa, espirradeira, cevadilha ou flor-de-são-josé, é uma planta ornamental extremamente tóxica, da família Apocynaceae”
(https://pt.wikipedia.org/wiki/Oleandro)

“La adelfa (Nerium oleander), también conocida (entre otros nombres) como laurel de flor, rosa laurel, baladre o trinitaria, es la única especie aceptada perteneciente al género Nerium, de la familia Apocynaceae.”
(https://es.wikipedia.org/wiki/Nerium_oleander)


La palabra adelfa procede del árabe hispánico addífla, este del árabe clásico diflà, la cual a su vez procede del griego δάφνη (daphne) 'laurel'.



(Aquí, una buena página chilena de etimologías, que no deja "copiar" para pegar, pero está muy bien para consultar: http://etimologias.dechile.net/?adelfa)