.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

jueves, 31 de diciembre de 2015

Shakespeare - Cuatro versiones del Soneto XIX ('Devouring Time')




Merma, voraz, las garras del león;
haz que la tierra acabe con sus brotes;
arranca, Tiempo, al tigre sus colmillos;
quema en su sangre al fénix milenario.

Trae estaciones tristes o gozosas
y aquello, Tiempo alado, que prefieras
sobre este mundo de dulzuras breves.
Pero un crimen atroz quiero prohibirte:

no cinceles la frente de mi amada
ni con tu vieja pluma la dibujes;
permite que tu curso no lo dañe,
espejo perdurable de hermosura.

O ensáñate si quieres, Tiempo anciano:
mi amor será en mi verso siempre joven.


Sonetos (William Shakespeare) Traducción de Christian Law Palacín, Bartleby Editores, 2009



*************************************************


Tiempo voraz, embótale al león la garra
y haz que la propia tierra sus crías embeba,
al fiero tigre descolmilla y desquijarra
y sepulta en su sangre a la fénix longeva;

haz liedo y triste el año al paso que resbalas,
y haz lo que quieras, Tiempo de los pies alados,
al vasto mundo y todas sus caducas galas;
mas te prohíbo aquí el más vil de los pecados:

ah, no arañen tus horas la frente a mi amado,
ni traces allí rayas con tu astrosa pluma,
déjalo en tu carrera intacto, por dechado
para hombres venideros de belleza suma.

Mas ¡qué!, haz lo que quieras, Tiempo viejo:
                  malpese a tu manejo
Mi amor por siempre joven vive en este espejo.


The Sonnets / Sonetos de amor (Shakespeare). Texto crítico y traducción en verso de Agustín García Calvo. Anagrama, 2ª ed. 1983; 1ª ed. 1974


*************************************************


Tiempo voraz, despunta las garras del león
y haz que devore el mundo, sus más dulces retoños;
arranca los colmillos del más sangriento tigre
y quema entre su sangre, su larga vida al Fénix.

Alterna con tu vuelo, tristezas y alegrías
y haz todo lo que quieras, Tiempo de raudo pie
a este mundo y a todas sus fugaces dulzuras.
Pero yo te prohíbo el más odioso crimen:

No marques con tus horas la frente de mi amado,
ni en ella traces líneas, con tu antiguo cincel,
déjalo intacto y puro y sea en tu carrera
modelo de belleza para el hombre futuro.

O bien haz lo más vil, viejo Tiempo caduco,
que en mis versos, mis amor, será un joven eterno.


Versión de Ramón García González (*)


*************************************************


Mella, Tiempo voraz, del león las garras,
deja a la tierra devorar sus brotes,
arranca al tigre su colmillo agudo,
quema al añoso fénix en su sangre.

Mientras huyes con pies alados, Tiempo,
da vida a la estación, triste o alegre,
y haz lo que quieras, marchitando al mundo
Pero un crimen odioso te prohíbo:

no cinceles la frente de mi amor,
ni la dibujes con tu pluma antigua;
permite que tu senda siga, intacto,

ideal sempiterno de hermosura.
O afréntalo si quieres, Tiempo viejo:
mi amor será en mis versos siempre joven.


Versión de Versión de Manuel Mujica Láinez (*)


*************************************************


Devouring Time, blunt thou the lion's paws,
And make the earth devour her own sweet brood;
Pluck the keen teeth from the fierce tiger's jaws,
And burn the long-lived phoenix in her blood;

Make glad and sorry seasons as thou fleet'st,
And do whate'er thou wilt, swift-footed Time,
To the wide world and all her fading sweets;
But I forbid thee one most heinous crime:

O, carve not with thy hours my love's fair brow,
Nor draw no lines there with thine antique pen;
Him in thy course untainted do allow
For beauty's pattern to succeeding men.

Yet, do thy worst, old Time: despite thy wrong,
My love shall in my verse ever live young.