.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 25 de julio de 2016

Los Calchakis - Destino de sombras




DESTINO DE SOMBRAS

Cuando apenas vine al mundo,
en medio de la pobreza,
mi destino fue de sombras,
he sufrido sin cesar.

Conocí las penas grandes,
la miseria, los rencores,
el sabor triste del hambre,
el aroma del dolor.

¿Por qué con tanto rigor
la vida me castigó?
Mi sombra no me hace falta,
porque a mí nunca me ha dado el sol

Pajarillo que ayer tarde
cantabas de rama en rama,
y por tu desgracia ahora
te ves prisionero ya.

De qué le sirve al cautivo,
tener los grillos de oro
y de plata el enrejado,
si le falta libertad.

¿Por qué con tanto rigor
la vida me castigó?
Mi sombra no me hace falta,
porque a mí nunca me ha dado el sol.

Yo nací para sufrir,
mi destino fue el dolor,
mi sombra no me hace falta,
porque a mí nunca me ha dado el sol.







(Fotografía de Claudio Núñez - Flickr)