.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

jueves, 18 de agosto de 2016

Lorca por tierras cubanas



En su periplo americano, García Lorca recaló en tierras cubanas, donde su poesía era muy apreciada. A finales de abril de 1930, en Santiago de Cuba concretamente, escribió el "Son de negros en Cuba", que incorporó a Poeta en Nueva York.

Y un poco de música para Lorca: la composición del pianista Rubén González (1919 - 2003), Melodía del río.


SON DE NEGROS EN CUBA

Cuando llegue la luna llena
iré a Santiago de Cuba,
iré a Santiago,
en un coche de agua negra.
Iré a Santiago.
Cantarán los techos de palmera.
Iré a Santiago.
Cuando la palma quiera ser cigueña,
iré a Santiago.
Y cuando quiera ser medusa el plátano,
iré a Santiago.
Iré a Santiago
con la rubia cabeza de Fonseca.
Iré a Santiago.
Y con la rosa de Romeo y Julieta
iré a Santiago.
¡Oh Cuba! ¡Oh ritmo de semillas secas!
Iré a Santiago.
¡Oh cintura caliente y gota de madera!
Iré a Santiago.¡Arpa de troncos vivos, caimán, flor de tabaco!
Iré a Santiago.
Siempre he dicho que yo iría a Santiago
en un coche de agua negra.
Iré a Santiago.
Brisa y alcohol en las ruedas,
iré a Santiago.
Mi coral en la tiniebla,
iré a Santiago.
El mar ahogado en la arena,
iré a Santiago,
calor blanco, fruta muerta,
iré a Santiago.
¡Oh bovino frescor de calaveras!
¡Oh Cuba! ¡Oh corva de suspiro y barro!
Iré a Santiago.



"García Lorca y Cuba: historia de una pasión"








Poeta en Nueva York en la Wikipedia



(Fotografía de Isabel Muñoz, de su serie Danza cubana, 1995)