.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 10 de octubre de 2016

Raúl Gómez Jattin - "Qué te vas a acordar Isabel..."





Qué te vas a acordar Isabel
de la rayuela bajo el mamoncillo de tu patio
de las muñecas de trapo que eran nuestros hijos
de la baranda donde llegaban los barcos de La Habana cargados de...

Cuando tenías los ojos dorados
como pluma de pavo real
y las faldas manchadas de mango

Qué va
tú no te acuerdas

En cambio yo no lo notaste hoy
no te han contado

Sigo tirándole piedrecillas al cielo
buscando un lugar donde posar sin mucha fatiga el pie

Haciendo y deshaciendo figuras en la piel de la tierra
y mis hijos son de trapo y mis sueños de trapo
y sigo jugando a las muñecas bajo los reflectores del escenario

Isabel ojos de pavo real
ahora que tienes cinco hijos con el alcalde
y te pasea por el pueblo un chofer endomingado
ahora que usas anteojos

Cuando nos vemos me tiras un "qué hay de tu vida"
frío e impersonal

Como si yo tuviera de eso
Como si yo todavía usara eso

Raúl Gómez Jattin


He invertido el orden de la entrada donde encontré el poema de Gómez Jattin. Primero sus versos, luego "el contexto":

"Soy tan lúcido, que hasta loco soy...", decía Raúl Gómez Jattin, El fallecido poeta colombiano desatado que hiló los mejores pensamientos a la locura y los convirtió en poesía" y que hoy es nuestro invitado a RetroBlog.

El poema que les presentamos a continuación: "Qué te vas a acordar Isabel" fue uno de los primeros que escribió, cuenta el poeta que Isabel (Marta Cabrales García de Ferrer, amiga de su infancia) era la hija del terrateniente del pueblo. Estaba casada con un abogado y la familia Gómez Jattin era muy pobre. Él estaba enamorado de ella, y a ella a veces se le olvidaba su apellido y salía con él. Según Gómez Jattin "una vaina así como de telenovela venezolana", sólo que el poema le dañó la alcaldía al esposo. Esta mujer, Isabel, trae consigo una traición a la naturaleza, ya que en su infancia tuvo "ojos de pavo real", y en la adultez usa "anteojos". En cambio él vive en el mundo infantil de la poesía, está puro, en su vida todavía fluyen "hijos de trapo", "sueños de trapo".

"Recordando a Raúl Gómez Jattin", en Universidad de Caldas - mi UNIversidad DEl ALma






El poema en la voz de su autor


En el blog: "El dios que adora" y "Venía del mercado excitada y dispuesta".



Más poemas de Gómez Jattin en Grandes poetas famosos





(Fotografía de Sebastián Rojas)