.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 17 de octubre de 2016

Unos pecios de Ferlosio



(Testimonio de nunca) Cuando oigo las canciones irresistiblemente alegres de un ayer remoto me pregunto si ha habido alguna vez tanta alegría, y pienso que sólo la ha habido en las canciones mismas, como alegría de esperanza, y hoy seguimos oyéndola tan sólo en ellas, como recuerdo de alegría de esperanza.

(Aquella helada noche de Estocolmo) Ejemplo de sencilla elegancia, de humilde compostura –tan espontánea que cualquier imitador sería un afectado– lo dejó Descartes diciendo: «Il faut partir».

(Paisaje para Demetria) Por el lomo de la alta pared del huerto coronado con cascotes de botella venía andando esta tarde un gatito, sin cortarse.

Rafael Sánchez Ferlosio


La hija de la guerra y la madre de la patria (Rafael Sánchez Ferlosio). Destino, Barcelona, 2002.






(Fotografía de Heloísa Cardoso)