.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

martes, 22 de mayo de 2018

El lema de Fassbinder

Placa en la Filmoteca de Bad Wörishofen*


"Hacer muchas películas para que mi vida se convierta en una película."



"rainer werner fassbinder, el génio alemán"





Hanna Schygulla y Rainer Werner Fassbinder en el rodaje de Lili Marleen (1981)



lunes, 21 de mayo de 2018

Geraldine Moodie - Retrato de una mujer inuit (1905)



Geraldine Moodie (1854-1945) - Portrait of Inuit Woman, Kootucktuck, in her beaded attigi, Fullerton Harbour, Nunavut, february 1905.




(Les sources d'une île)



Raymond Carver - Viento




VIENTO

                                                                    Para Richard Ford


El agua perfecta en calma. Una maravilla perfecta.
Bandadas de pájaros se mueven
con inquietud. Hay misterio suficiente en ello, Dios lo sabe.

Me preguntas si soy dueño del tiempo. Lo soy.
Tiempo para ir hacia adentro. Los peces no pican,
de todas formas. Nada que hacer por aquí.

Entonces vemos a una milla de distancia que el viento
avanza sobre el agua. Nos sentamos tranquilamente a
verlo venir. No hay de qué preocuparse.

Solo es el viento. No demasiado fuerte. Aunque bastante fuerte.
Dices, “¡Mira eso!”
Y nos agarramos a la borda cuando pasa.

Siento que me abanica la cara y las orejas. Siento
que me riza el cabello — más dulce, me parece,
que los dedos de una mujer.

Luego me vuelvo y veo
que entra en el Estrecho,
guiando a las olas por delante.

Las olas baten contra
el casco. Los pájaros se vuelven locos.
La barca se mece de un lado a otro.

“Jesús”, dices, “Nunca había visto algo así”.
“Richard”, te contesto —
“Nunca verás esto en Manhattan, amigo mío.”

Raymond Carver



Todos nosotros (Raymond Carver). Edición bilingüe. Traducción y prólogo de Jaime Priede. Bartleby Editores, 2006.



WIND

                                                           for Richard Ford


Water perfectly calm. Perfectly amazing.
Flocks of birds moving
restlessly. Mystery enough in that, God knows.

You ask if I have the time. I do.
Time to go in. Fish no biting
anyway. Nothing doing anywhere.

When, a mile away, we see wind
moving across the water. Sit quiet and
watch it come. Nothing to worry about.

Just wind. Not so strong. Though strong enough.
You say, “Look at that!”
And we hold on to the gunwales as it passes.

I feel it fan my face and ears. Feel it
ruffle my hair-sweeter, it seems,
than any woman’s fingers.

Then turn my head and watch
it move on down the Strait,
driving waves before it.

Leaving waves to flop against
our hull. The birds going crazy now.
Boat rocking from side to side.

“Jesus”, you say, “I never saw anything like that.”
“Richard,” I say —
“You’ll never see that in Manhattan, my friend.”


Otro poema de Carver en el blog: "Fotografía de mi padre en su vigésimo segundo aniversario"




(Fotografía: piechotka photography)




domingo, 20 de mayo de 2018

Lee Remick vista por Angelo Frontoni (c. 1964)










(Fotografías en skorver1/Sophia)



Wes Montgomery + Barney Kessel - Days of Wine and Roses




Wes Montgomery (guitarra), Mel Rhyne (órgano), Jimmy Cobb (batería) - 1963




Barney Kessel - (1973)