.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

miércoles, 28 de abril de 2010

Puntos de vista, 4 (Eduardo Galeano)


Una pausa para el té en Jaisalmer, en el estado indio de Rajastán.
Blanco es el color de las viudas en la India, así como el color del luto en Asia.
(Fotografía de Joel Dousset)


PUNTOS DE VISTA, 4

Desde el punto de vista del oriente del mundo, el día del occidente es noche.

En la India, quienes llevan luto visten de blanco.

En la Europa antigua, el negro, color de la tierra fecunda, era el color de la vida, y el blanco, color de los huesos, era el color de la muerte.

Según los viejos sabios de la región colombiana del Chocó, Adán y Eva eran negros, y negros eran sus hijos Caín y Abel. Cuando Caín mató a su hermano de un garrotazo, tronaron las iras de Dios. Ante las furias del Señor, el asesino palideció de culpa y miedo, y tanto palideció que blanco quedó hasta el fin de sus días. Los blancos somos, todos, hijos de Caín.

Eduardo Galeano


Tomado de su libro Patas arriba. La escuela del mundo al revés, Siglo Veintiuno Editores. 



No hay comentarios: