.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

miércoles, 31 de marzo de 2010

Crucifixión Mond (Rafael)


Rafael (1483-1520): Crucifixión Mond  (c. 1502-03)

La Crucifixión Mond (en italiano Crocefissione Mond) o Crucifixión Gavari es una pintura del artista del Alto Renacimiento italiano Rafael Sanzio, que data de los años 1502-1503. Es una pintura al óleo sobre tabla de álamo con unas dimensiones de 283,3 centímetros de alto y 167,3 cm de ancho. Se conserva en la National Gallery de Londres, Reino Unido, pinacoteca a la que fue donada por Ludwig Mond.

Es una de sus primeras obras, y está influida por Perugino. Originariamente era un retablo en la iglesia de San Domenico en Castello, cerca de la ciudad natal de Rafael, Urbino.

La pintura muestra a Cristo en la cruz, con dos ángeles que recogen la sangre que cae en cálices. Cuatro figuras dolientes observan la crucifixión. A la derecha de Cristo se arrodilla María Magdalena, con Juan el Evangelista de pie tras ella. A su izquierda está la Virgen María, y San Jerónimo, a quien se dedica este altar, está arrodillado. Al pie de la cruz, «RAPHAEL/ VRBIN / AS /.P.[INXIT]» («Rafael de Urbino pintó esto») está escrito en letras plateadas.

Debe subrayarse que la gracia compositiva del cuadro pone a Cristo enteramente en el cielo, casi para subrayar su ascensión. Sobre el fondo se entrevé una ciudad, probablemente Florencia.

Rafael utilizó diversos aglutinadores para el color: aceite de nuez para el cielo y aceite de linaza para los colores oscuros; mientras el primero amarillea con el tiempo, el segundo tiende a oscurecerse.


Burlándose de un caballero... (Góngora)

Retrato de Góngora por Velázquez


BURLÁNDOSE DE UN CABALLERO PREVENIDO PARA UNAS FIESTAS

Sea bien matizada la librea,
las plumas de un color, negro el bonete,
la manga blanca, no muy de roquete,
y atada al brazo prenda de Niquea;

cifra que hable, mote que se lea,
bien guarnecida espada de jinete,
borceguí nuevo, plata y tafilete,
jaez propio, bozal no de Guinea;

caballo valenzuela bien tratado,
lanza que junte el cuento con el hierro,
y sin veleta al Amadís, que espera

entrar cuidosamente descuidado,
firme en la silla, atento en la carrera...
y quiera Dios que se atraviese un perro.

Luis de Góngora (1598)


Sólo una nota de vocabulario: caballo valenzuela es un "caballo cordobés de ligereza proverbial, llamado así del nombre del caballerizo de la casa de Sessa que crió esta raza".

Tomado de la edición de los Sonetos completos del autor cordobés hecha por la estudiosa lituana Biruté Ciplijauskaité para Clásicos Castalia.


Candy says (Antony & Lou Reed)


Antony, el de Antony & The Johnsons, canta junto a Lou Reed Candy says, una canción de la Velvet Underground.


CANDY SAYS

Candy says, I've come to hate my body
and all that it requires in this world
Candy says, I'd like to know completely
what all the souls discretely talk about

I'm gonna watch the blue birds fly
over my shoulder
I'm gonna watch them pass me by
maybe when im older, what do you think I'd see
if I could walk away from me

Candy says, I hate the quiet places
that cause the smalles taste of what will be
Candy says, I hate the big decisions that cause endless revisions
in my mind

I'm gonna watch blue birds fly
over my shoulder
I'm gonna watch them pass me by
Maybe when I'm older what do you think I'd see
if i could walk away from me


martes, 30 de marzo de 2010

Cristo en la cruz (Pedro Berruguete)



Pedro Berruguete (1450-1504), Cristo en la cruz (1499)

4 fotos de Leila Amat Ortega

Almohada de tus sueños


Con vistas al sueño de los párpados


Dos de mis hermanas


Bodegón

Los siguientes versos los eligió para acompañar este autorretrato la autora de las fotografías, Leila Amat Ortega, colega de Filología Hispánica, la cual tiene un gran sentido del humor, pues declara como profesión "Onicófaga". Un saludo para ella.

Naranjitas me tira la niña
en Valencia por Navidad;
pues a fe que si se las tiro,
que se le han de volver azahar.

Lope de Vega


¿Romanes Eunt Domus?


La vida de Brian fue el tercer largometraje del grupo de comedia inglés Monty Python. Esta película (Life Of Brian, 1979) trata la historia de un niño que nace el mismo día que Jesucristo, el Mesías, y es varias veces confundido con él. Con canciones clásicas de los Python como "Always Look On The Bright Side Of Life" (Siempre mira el lado positivo de la vida) cantada por un coro de crucificados, la película es, junto con Los caballeros de la mesa cuadrada, la más exitosa de Monty Python.

Fue dirigida por Terry Jones y escrita por los Monty Python: Terry Jones, Terry Gilliam, Eric Idle, John Cleese, Michael Palin y Graham Chapman.


Centurión romano de guardia nocturna pillando a Brian mientras hacía una pintada:

¿Que es esto? ¿Romanes Eunt Domus? ¿Gente llamada romanos ir la casa?

Brian explicando su graffiti: Dice “Romanos marchaos a casa”

Centurión: De eso nada ¿Como se dice romano en latín?

Brian, muerto de miedo: Romanus

Centurión: Y se declina como…

Brian: -anus

Centurión: El vocativo plural de -anus es…

Brian: ¿Ani?

Centurión: Romani (corrigiendo el error). Eunt… ¿Qué es “eunt”?

Brian: Ir

Centurión: Conjuga el verbo ir

Brian: Eo, is, it, imus, itis, eunt…

Centurión: Entonces “eunt” es…

Brian: Plural del presente indicativo en tercera persona: “ellos van”

Centurión: Pero “Romanos marchaos” es una orden, asi que hay que usar…

Brian: El imperativo

Centurión: Que es…

Brian: “It”

Centurión: En plural…

Brian: “Ite, ite”

Centurión: Exacto (corrige de nuevo). Ahora, ¿”Domus” en nominativo?, pero marcharse indica movimiento ¿no? Asi que domus va en…?

Brian: En.. ¿ablativo?…¿acusativo?

Centurión: Domus lleva el…

Brian: ¿Locativo?

Centurión: Que es…

Brian: ¡Domum!

Centurión: “Romani ite domum”. Y ahora escríbelo cien veces. Si no está listo al amanecer, te corto los cojones.




lunes, 29 de marzo de 2010

Calvario (Johann Koerbecke)


Johann Koerbecke (c. 1420-1491) - Amelsbürener Altar, Middle Panel - Calvary (Westphalian State Art Museum, Munster, Germany)


(Pintura de los archivos de Ras Marley, como todas las entradas con pintura religiosa de esta semana)




"Como quien de amor herido..." (Juan de Flores)



Como quien de amor herido
y después muy olvidado,
se recuerda con gemido
del tiempo que ya es pasado.


Juan de Flores


Sobre Grimalte y Gradissa, obra del siglo XIV, de Juan de Flores, por Daniel Salas.


Agnus Dei de Bach por Nathalie Stutzmann



La contralto francesa Nathalie Stutzmann canta el "Agnus Dei" de la Misa en si menor de Bach. Es una grabación efectuada en directo en la iglesia compostelana de San Domingos de Bonaval. La orquesta está dirigida por Marc Minkovski.






domingo, 28 de marzo de 2010

Miguel Hernández murió un 28 de marzo

Fotografía de Patrícia Carmo


Miguel Hernández murió el 28 de marzo de 1942 en la prisión de Alicante. La "Casida del sediento" es uno de los últimos poemas que escribió. Está firmado en la prisión de Ocaña en mayo del año anterior.


CASIDA DEL SEDIENTO

Arena del desierto
soy, desierto de sed.
Oasis es tu boca
donde no he de beber.

Boca: Oasis abierto
a todas las arenas del desierto.

Húmedo punto en medio
de un mundo abrasador
el de tu cuerpo, el tuyo,
que nunca es de los dos.

Cuerpo: pozo cerrado
a quien la sed y el sol han calcinado.


Jorge Rendón Alverdi























Jorge Rendón Alverdi, mexicano, es dibujante de storyboards de profesión. Ésta es una muestra de lo que publica en Flickr.

También tiene un blog.


sábado, 27 de marzo de 2010

"Remember how I used to play for you..."



"Remember how I used to play for you..."

Putty Nose (Murray Kinnel), pianista, a Tom Powers (James Cagney) cuando éste se dispone a matarle, en The Public Enemy, 1931.


Leído en Diccionario del cine negro (Javier Coma), Plaza & Janés, 1990.


Piero Marsili Libelli

Ningún preservativo para África


I love Trastevere


Madame Rouge


Rimini


Bianca


Vittorio Storaro


Afganistán


Imagen 5


Felicidad (Felicità...)


Nápoles


Sicilia

Viento


Piero Marsili Libelli es un fotorreportero italiano que trabaja, dice él, "entre la ficción y la realidad". Esta es una pequeña muestra de su trabajo.

Para saber algunos datos biográfics y ver más fotografías suyas, su página es  www.pieromarsililibelli.com, aunque las de esta entrada pertenecen a su página en Flickr.



(Fotografías publicadas con permiso del autor)

viernes, 26 de marzo de 2010

Adiós al fotógrafo Jim Marshall

Jimi Hendrix en plena catarsis






Festival de Woodstock


Bob Dylan


Grace Slick y Janis Joplin, en San Francisco (1967)


Jim Morrison


Johnny Cash


Miles Davis y Steve McQuenn


Thelonious Monk




Durante más de medio siglo el fotógrafo Jim Marshall captó momentos únicos de leyendas del rock como Bob Dylan, Johnny Cash, los Beatles, Jimi Hendrix, Janis Joplin o Chuck Berry. Marshall murió en la madrugada del miércoles a los 74 años mientras dormía en un hotel de Nueva York. "Esta carrera nunca ha sido un trabajo; ha sido mi vida", decía Marshall en su página web.

Suyas son imágenes que han marcado la historia del rock como la de Cash en pose desafiante con el dedo índice levantado hacia la cámara en un concierto en la prisión de San Quentin en 1969 o la de un jovencísimo Bob Dylan cantando junto a Pete Seeger en el Festival de Folk de Newport en 1963.

Fallece el fotógrafo de estrellas Jim Marshall (El País)

Jim Marshall también fotografió a músicos de jazz, como podemos ver: Coltrane, Monk, Davis...




Tema de 'Laura' por la Orquesta de Duke Ellington



La orquesta de Duke Ellington interpreta el tema compuesto por David Raskin para la película Laura (1944) de Otto Preminger, interpretada por Gene Tierney, Dana Andrews, Clifton Webb y Vincent Price. Sobresale la excelente interpretación del saxo tenor Paul Gonçalves.


Dana Andrews y Gene Tierney en Laura


Julio 1968 (Denise Levertov)



Altas hojas de un roble joven,
un joven arce,
son rojas, un rojo delicado
casi carmesí.
No soy joven,
y aún no soy vieja. Lo bastante joven para no ser capaz
de imaginar mi propia vejez. Algo en mi
saca hojas nuevas que son rojas también,
delicadas, fantásticas, en junio,
inicio del verano, primavera tardía en el norte.
Vivimos un tiempo sombrío. Se pensaría
que no hay verano. No hay hojas rojas.
Se pensaría que no hay
un alzar de celosías en la mañana
a un prado despierto con flores.
Sin embargo con mi penacho de hojas nuevas
despierto en ese prado,
una mujer loca de deseo.

Denise Levertov

(Traducción de Diana Bellessi)

El primer verso del poema es, en la versión original, Topmost leaves of the young oak. Puede leerse el poema completo en books.google.


Denise Levertov. Poeta y escritora estadounidense de origen británico. Nació en 1923 en Ilford (Inglaterra), y se formó en su propio hogar. Su madre leía para toda la familia obras de Joseph Conrad, Charles Dickens, y Leo Tólstoi. Su padre, un judío ruso convertido en sacerdote anglicano, fomentó su interés por el misticismo de los hasidim. Cuando contaba 12 años remitió algunos de sus poemas a T. S. Eliot y este le respondió ofreciéndole su consejo. Su primer libro de poemas, La imagen doble se editó en 1946. Se casó con el también escritor estadounidense Mitchell Goodman en el año 1947, viajaron a Estados Unidos en 1948 y adoptó la nacionalidad estadounidense en 1956. Su segundo libro de poemas fue, Aquí y ahora (1957), al que siguieron, A las islas por tierra (1958), Con ojos en la nuca (1959), La escalera de Jacob (1961) y Gustar y ver (1964). La guerra de Vietnam hizo que se apoyara la causa pacifista, como conferenciante y escritora. Por entonces escribió su principal libro de poesía, La danza de la tristeza (1967), donde expone sus sentimientos de dolor ante la guerra, y también ante la muerte de su hermana mayor. Publicó La respiración del agua (1987), Una puerta en la colmena (1989), Tren de la tarde (1992) y Ensayos nuevos y escogidos (1992). Murió en Seatle (E.E.U.U.), en 1998.


Fotografía, traducción y datos biográficos de Denise Levertov tomados de La biblioteca de Marcelo Leites, uno de nuestros blogs favoritos.


jueves, 25 de marzo de 2010

2 fotos de Julia Sbriller





Dos fotografías de la argentina Julia Sbriller.


La destrucción o la risa (Enrique Vila-Matas)

Fotografía de Dani Maíz

De un artículo titulado La destrucción o la risa, publicado por Enrique Vila-Matas en Babelia el 29 de diciembre de 2001, teniendo aún bien recientes los atentados del 11 de septiembre, publico un fragmento.

LA DESTRUCCIÓN O LA RISA

Una de las razones por las que el poeta Gumilev fue asesinado por los esbirros de Lenin es que durante la dura prueba, en las oscuras oficinas del fiscal, en la cámara de tortura, en los tortuosos corredores que conducían al furgón policial, en el furgón que le llevó al lugar de ejecución, y ya en ese lugar mismo, con la tierra revuelta por los pies pesados de un pelotón sombrío y desmañado, el poeta no paró de reír.

La risa es el fracaso de la represión. Si la de Gumilev fue, como dicen, la última risa de Rusia -país sin demasiado humor, campo abonado para el comunismo-, la de Gógol debió ser la penúltima risa. De ella se ocupa Christian Salmon en uno de los capítulos de Tumba de la ficción, un magistral libro en favor de la libertad literaria, un ensayo que habla de cómo la ficción ha representado desde siempre una amenaza para los comisarios de la seriedad y el orden. He dicho la ficción y por tanto no me refiero a esa narrativa hoy en boga que subordina la imaginación narrativa a una realidad documentable. La ficción es ficción, decía Nabokov. El arte es invención. Cuando oigo decir a un crítico que una novela mezcla realidad con ficción, me digo que el crítico es tonto o lo es el autor.

Las ficciones-ficciones, cuando se hallan en manos de voces singulares y subversivas en ideas y pensamiento, han resultado más peligrosas que la realidad y han estado siempre reñidas con la seriedad, que es el último refugio de los mediocres. La risa dinamita los principios morales de los serios y criminales comisarios. En el capítulo que dedica Salmon a Gógol se habla de una risa profunda que viene de lejos, de lo más remoto de la historia europea: una risa que conoció tiempos mejores -las diferentes épocas o los diferentes días de Quevedo, Rabelais, Sterne, Cervantes y Shakespeare-, una risa que parecía imposible que regresara a Europa y sin embargo lo hizo nada menos que de la mano de Gógol, cuya personalidad no podía parecer más contraria en todo a la risa. El propio Gógol quedó sorprendido de la peligrosidad de sus ficciones y de su risa. Los comisarios de la seriedad y el orden se encargaron del resto y acabaron logrando que la risa de Gógol se congelara en una mueca mortal, en 'la tumba de la risa', dice Salmon. Ahora intentan los comisarios, los emisarios de la nada, hacer lo mismo con la tímida risa de algunos heroicos escritores de hoy y pretenden que, bajo la coartada del 11 de septiembre y la maldita guerra, vivan en una atmósfera de tumba de la risa. Son, como mínimo, unos pesados. Me recuerdan a Wilde, que decía que la pesadez es la mayoría de edad de la seriedad.


Aquí el artículo completo.