.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

sábado, 30 de abril de 2011

La muerte y la doncella, 1er mov. (Schubert)


Primer movimiento, Allegro, del Cuarteto para cuerda, n.º 14 en re menor, D. 810, más conocido como La muerte y la doncella, de Schubert, interpretado por el cuarteto Alban Berg.



Ilustración de Alphonse Inoue




Lara Alegre

























Lara Alegre anda por Barcelona y publica sus fotografías en Flickr. Las cinco primeras, de arriba abajo, son autorretratos.



viernes, 29 de abril de 2011

Dream of Life (Carmen McRae)



Carmen McRae (1920-1994) fue una de las mas importantes cantantes de jazz y compositores de su época, a través de 60 álbums registrados y una carrera que la llevó a Europa, Sudamerica y Japón. Contemporánea de Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan, fue conocida con el apodo de "Cantante de Cantantes" y considerada la virtual sucesora de Billie Holiday, buena amiga suya. Dream of Life es una composición de Carmen y de L. Henderson. Billie Holiday grabó también esta canción en 1939.

Carmen McRae - the definitive website


DREAM OF LIFE

My life was empty when you went away
Even the blue skies above had turned gray
But now that you've come back
My dream of life is here to stay

Those little quarrels that tore us apart
Oh gee I can see
They were wrong from the start
But now that you've come back
My dream of life is here to stay

I can't seem to see just what you see in me
I guess love is really blind
This world seem so grand now that you understand
It's you I adore It's you I live for

Life is sublime now that you're here with me
Please keep it mind dear and don't stray from me
For now that you've come back
My dream of life is here to stay

(bridge)

I can't seem to see just what you see in me
I guess love is really blind
This world seem so grand now that you understand
It's you I adore It's you I live for

Life is sublime now that you're here with me
Please keep it mind dear and don't stray from me
For now that you've come back
My dream of life is here to stay






Un poema de Yolanda Soler Onís

Fotografía de Danirojinegro

Ayer asistimos a la última sesión de este curso en el Aula de Poesía Díez Canedo de Badajoz, en la que leyó una selección de sus versos la poeta Yolanda Soler Onís, quien ha definido su poesía como “periférica” porque, en su opinión, “no entronca con ninguna de las corrientes actuales mayoritarias”.

Viajamos, a través de sus palabras, por relámpagos y memorias; por un futuro y un pasado que no están donde solemos situarlos, sino al contrario;  por la estela de la palabra como monumento principal de los indígenas mapuches; por el recuerdo del recientemente fallecido Gonzalo Rojas; por amores que atraviesan toda una vida... Seguiremos los versos de Yolanda.

Este poema pertenece a su libro De los ríos oscuros (Ediciones Idea, Tenerife, 2010)


Inútiles,
como el amor que llega tarde
y llama en vano,
fluyen los viejos ríos enterrados
entre invisibles ciudades de arena.
Sin cauces ni destino,
médanos de la memoria o lagunas
sin un solo recuerdo que les ladre.



"La cajera del supermercado cuyo rostro..." (Jorge Riechmann)

En un bar de Berlín (Fotografía de Manuel Matamoros)


La cajera del supermercado cuyo rostro ha magullado
algún novio bestial pero no hay error en las cuentas
La estudiante vietnamita en el autobús
con la cara mojada de lágrimas o de ese aguacero
que desbarata Berlín con risa socarrona
La obrera jovencísima de anchas caderas rientes
que jugando enseña a su hijo todas las caricias de una amante
La militante en un grupo clandestino por los derechos humanos
que prepara un té menos dulce que su sonrisa
La tabernera de un local cerca del puerto báltico de Wismar
cuyas anchas manos tranquilas son deseadas por cada marino
La rubicunda estudiante de magisterio entrada en carnes
que te abe su corazón cuando sabe que amas Pentesilea
La camarera en el café de Weimar de piel y pechos tan amables
que sin querer bebo dos cafés más de los que quería
La mesticita nicaragüense inverosímilmente pelirroja
aprendiendo literatura para niños que hoy hacen la guerra
La adolescente solar con su hijo pequeño en Potsdam
que sería mi compañera si se hubiera bajado del tranvía
una parada después

Mujeres en Mecklemburgo en Sajonia en Turingia en la Marca
a ratos las más hermosas de la tierra
hermanas mayores a las que no dobla el peso
del límite, la enfermedad, el horno:

vuestras mejillas abrasadas
anticipan un mundo no indefenso
contra los mecanismos de la masacre.

Jorge Riechmann

De su libro Cuaderno de Berlín, poesía Hiperión, 1989.


jueves, 28 de abril de 2011

3 fotos de Olya Ivanova







La rusa Olya Ivanova, que aparece aquí encima, es la autora de estas fotografías publicadas en Flickr.



Charada






Charada (Charade en su título original) es una película de 1963 de Peter Stone y Marc Behm, dirigida por Stanley Donen, y protagonizada por Cary Grant y Audrey Hepburn. También actúan Walter Matthau, James Coburn, George Kennedy, Dominique Minot, Ned Glass y Jacques Marin. 

Se dijo que la película fue un intento del estudio de unir a las estrellas Hepburn y Grant en la pantalla. A Grant se le ofreció previamente un papel con Hepburn en Vacaciones en Roma (Roman Holiday, de  William Wyler, 1953) pero lo rechazó porque creía que era demasiado viejo para enamorarse de ella en la película. El papel fue para Gregory Peck. Grant finalmente accedió a hacer de amante de Hepburn en Charada, pero para minimizar los 25 años de diferencia entre ellos, insistió en que el personaje de Hepburn debía ser el fuerte en la relación.

Cary Grant y Audrey Hepburn fueron candidatos a los Globos de Oro como mejor actor y mejor actriz de comedia o musical, respectivamente. El guionista Stone recibió en 1964 el Premio Edgar de los Escritores de misterio de América al mejor guión adaptado.










miércoles, 27 de abril de 2011

Una foto de Eugene Tanin


Pensamientos de mujer es el título de esta fotografía del ruso Eugene Tanin.



Pan y vino en un proverbio sardo

 Uvas de la variedad sarda cannonau 

Su binu a su sabore, su pane a su colore.

El vino se reconoce por su sabor, el pan por su color.


Escena de café (Raphael Soyer)



Escena de café (c. 1946), de Raphael Soyer  (1899-1987).

Visto aquí.

martes, 26 de abril de 2011

Sweet Dream (Jethro Tull)

Fotografía de Ashley & Traci


SWEET DREAM

You'll hear me calling in your sweet dream,
can't hear your daddy's warning cry.
You're going back to be all the things you want to be,
while in sweet dreams you softly sigh.

You hear my voice is calling
to be mine again,
live the rest of your life in a day.
Get out and get what you can
while your mummy's at home a-sleeping.
No time to understand
`cause they lost what they thought they were keeping.

No one can see us in your sweet dream.
don't hear you leave to start the car.
All wrapped up tightly in the coat you borrowed from me,
your place of resting is not far.

You'll hear my voice is calling
to be mine again,
live the rest of your life in a day.
Get out and get what you can
While your mummy's at home a-sleeping.
No time to understand,
`cause they lost what they thought they were keeping.






Muere Gonzalo Rojas


Nos enteramos por el blog de Antón Castro del fallecimiento de Gonzalo Rojas, Premio Cervantes 2003. Aparte del poema leído en ese blog, Pasé mi juventud en los burdeles, desde Cómo cantaba mayo... despedimos al poeta chileno con La loba.

Rojas había nacido "en una población carbonífera y maderera del sur de Chile, Lebu —en mapuche, ‘río profundo’—, el 20 de diciembre de 1917. Séptimo de ocho hermanos, su infancia en ese espacio lluvioso será determinante para la forja de su poética, «larvaria y lentiforme», según sus propios términos" (v. datos del Instituto Cervantes).


LA LOBA


Unos meses la sangre se vistió con tu hermosa
figura de muchacha, con tu pelo
torrencial, y el sonido
de tu risa unos meses me hizo llorar las ásperas espinas
de la tristeza. El mundo
se me empezó a morir como un niño en la noche, 
y yo mismo era un niño con mis años a cuestas por las calles, un ángel
ciego, terrestre, oscuro,
con mi pecado adentro, con tu belleza cruel, y la justicia
sacándome los ojos por haberte mirado.


Y tú volabas libre, con tu peso ligero sobre el mar, oh mi diosa,
segura, perfumada,
porque no eras culpable de haber nacido hermosa, y la alegría
salía por tu boca como vertiente pura
de marfil, y bailabas
con tus pasos felices de loba, y en el vértigo
del día, otra muchacha
que salía de ti, como otra maravilla
de lo maravilloso, me escribía una carta profundamente triste,
porque estábamos lejos, y decías
que me amabas.


Pero los meses vuelan como vuelan los días, como vuelan
en un vuelo sin fin las tempestades,
pues nadie sabe nada de nada, y es confuso
todo lo que elegimos hasta que nos quedamos
solos, definitivos, completamente solos.


Quédate ahí, muchacha. Párate ahí, en el giro
del baile, como entonces, cuando te vi venir, mi rara estrella.
Quiero seguirte viendo muchos años, venir
impalpable, profunda,
girante, así, perfecta, con tu negro vestido
y tu pañuelo verde, y esa cintura, amor,
y esa cintura.


Quédate ahí. Tal vez te conviertas en aire
o en luz, pero te digo que subirás con éste y no con otro:
con éste que ahora te habla de vivir para siempre
tú subirás al sol, tú volverás
con él y no con otro, una tarde de junio,
cada trescientos años, a la orilla del mar,
eterna, eternamente con él y no con otro.


Más poemas en A media voz.



Gonzalo Rojas a los 6 años



"El vino entra por la boca" (W.B. Yeats)

Fotografía de Hemaworst Andijvie Stampot


El vino entra por la boca.
y el amor entra por los ojos;
esto es todo lo que en verdad sabemos
antes de envejecer y morir.
Llevo el vaso a mi boca,
te miro, y suspiro.

W. B. Yeats


Wine comes in at the mouth
And love comes in at the eye;
That's all we shall know for truth
Before we grow old and die.
I lift the glass to my mouth,
I look at you, and I sigh.




lunes, 25 de abril de 2011

'Ces soirs d'avril...' (Au fil de...)



Ces soirs d'avril... qui ressemblent aux soirs d'été.



(Fotografía y texto de Au fil de...)



Venham mais cinco (José Afonso)





VENHAM MAIS CINCO

Venham mais cinco,
duma assentada
que eu pago já
do branco ou tinto,
se o velho estica
eu fico por cá 

Se tem má pinta,
dá-lhe um apito
e põe-no a andar 
De espada à cinta,
já crê que é rei
d'aquém e além-mar

Não me obriguem
a vir para a rua
gritar
que é já tempo
d' embalar a trouxa
e zarpar

A gente ajuda,
havemos de ser mais
eu bem sei
Mas há quem queira,
deitar abaixo
oque eu levantei

A bucha é dura,
mais dura é a razão
que a sustem
Só nesta rusga
não há lugar
prós filhos da mãe

Bem me diziam,
bem me avisavam
como era a lei
Na minha terra,
quem trepa
no coqueiro
é o rei

José Afonso




25 de abril

Fotografía de Fabio di Fonte

¿Se puede hablar hoy de fascismo de los famosos y malditos mercados?


domingo, 24 de abril de 2011

Resurrección (Vladimir Holan)

Fotografía de Vikoky


LA RESURRECCIÓN

¿Que después de la vida tengamos que despertarnos aquí un día
al terrible estruendo de trompetas y clarines?
Perdóname, Dios, pero me consuelo
pensando que el principio de nuestra resurrección
lo anunciará el simple canto de un gallo…
Entonces nos quedaremos todavía un momento tendidos.
La primera en levantarse
será mamá… La oiremos
encender sigilosamente el fuego,
poner sin ruido el agua sobre la estufa
y coger suavemente del armario el molinillo de café.
Estaremos de nuevo en casa.

Vladimir Holan


Hablar de la difusión de la obra del poeta checo Vladimir Holan (1905 - 1980) en nuestro país es hablar de Clara Janés, su traductora. Con él mantuvo una estrecha amistad (v. adamar.org)





sábado, 23 de abril de 2011

Una foto de Anni Leppälä


Más lectura en una fotografía, en este caso de la finlandesa Anni Leppälä.


Así de concentrada...


Después de las palabras de José Emilio Pacheco, una fotografía de Fernando Ocaña Fernández para este Día del Libro, o para cualquier día del año, que conste.



El libro (José Emilio Pacheco)





EL LIBRO

Lo compré hace muchos años. Pospuse la lectura para un momento que no llegó jamás. Moriré sin haberlo leído. Y en sus páginas estaban el secreto y la clave.

José Emilio Pacheco 

 De su libro Desde entonces (1975-1978)



viernes, 22 de abril de 2011

'Stabat Mater' de Pergolesi - Freni y Berganza



El compositor, violinista y organista italiano Giovanni Battista Pergolesi (1710 - 1736) compuso una de las joyas de la música religiosa de todos los tiempos, el Stabat Mater, del que podemos escuchar un fragmento cantado por las excelsas Mirella Freni, soprano, y Teresa Berganza, mezzosoprano


Solisti dell'orchestra Scarlatti di Napoli

Ettore Gracis, director







jueves, 21 de abril de 2011

Crucifiction Lane (Procol Harum)


"Crucifiction Lane" es una excelente canción del disco A Salty Dog (1969) del grupo inglés Procol Harum, cuya letra fue escrita por el letrista habitual del grupo, Keith Reid, y la música por el guitarrista Robin Trower, que, además, canta. Cuando Trower se embarcó en su carrera en solitario en 1972, sorprendentemente renunció a cantar.


CRUCIFICTION LANE

You'd better listen anybody,
'cos I'm gonna make it clear
That my life is unimportant;
What I've done I did through fear
There's a river running through me:
On its tide I tried to hide
Nonetheless I could not shake it,
And in the end it swept aside
All my feeble unimportance.
I can't say it, never mind
Can't you hear me mother calling you?
I'm cold, I'm deaf, I'm blind
And if only 'cos you're lucky,
We both know that's no find
I did think I'd be an actor.
What I am I'll leave behind

You'd better listen anybody,
'cos it's me and you --that's it
And in case you find your maker
Perhaps you'll plead for us a bit
All my sick is in my stomach,
All my sweat is clearly fear
And if you could see inside me
I don't think you'd have me here
Tell the helmsman veer to starboard,
Bring this ship around to port
And if the sea was not so salty
I could sink instead of walk
And in case of passing strangers
Who are standing where I fell
Tell the truth: you never knew me,
And in truth it's just as well



Robin Trower (1945), llamado el Hendrix blanco, aún sigue en activo


miércoles, 20 de abril de 2011

Crucifixión - Paul Delvaux



Crucifixión (1952), obra de Paul Delvaux (1897-1994)


(Fuente: kraftgenie)


martes, 19 de abril de 2011

Crucifixión - Bernard Buffet



Cristo en la cruz (1946), obra de Bernard Buffet (1928-1999).


(Fuente: Ras Marley)



lunes, 18 de abril de 2011

Estudio del buen ladrón (Durero)


Estudio del buen ladrón  (1503-1505) de Alberto Durero / Albrecht Durer (1471-1528).


(Fuente: Ras Marley)


domingo, 17 de abril de 2011

Crucifixión - Pinturicchio


Una obra de Pinturicchio (1454-1513), la Crucifixión con los santos Jerónimo y Cristóbal (c. 1471).


(Fuente: Ras Marley)



sábado, 16 de abril de 2011

Chaplin

Art Knowledge News

Charles Chaplin, 16 de abril de 1889.




Crucifixión - Jan Van Eyck



Crucifixión (1420-25), obra de Jan Van Eyck (1390-1441).


(Fuente: Ras Marley)



viernes, 15 de abril de 2011

La maja y el ruiseñor (Granados) - Larrocha + De los Ángeles



La pianista Alicia de Larrocha, por un lado, y la soprano Victoria de los Ángeles, por otro, interpretan esta bella obra del catalán  Enrique Granados.


LA MAJA Y EL RUISEÑOR


¿Por qué entre sombras el ruiseñor
entona su armonioso cantar?
Acaso al rey del día

guarda rencor
y de él quiera algun agravio vengar.
Guarda quizás en su pecho oculto tal dolor,
que en la sombra espera alivio hallar,
triste entonando cantos de amor,

Y tal vez alguna flor,
temblorosa del pudor de amar,
Es la esclava enamorada de su cantar.
¡Misterio es el cantar que entona
envuelto en sombra el ruiseñor!
¡Ah! Son los amores como flor a merced de la mar.
¡Amor! ¡Ah! No hay cantar sin amor.
Ah, ruiseñor, es tu cantar un himno de amor.







Una fotografía de Elen Usdin



La ilustradora francesa Elen Usdin se dedica  a la fotografía desde 2002 (Blog de Antón Castro)



Eu te amo (Chico Buarque y Telma Costa)


Una canción de Chico Buarque y Antônio Carlos Jobim, Eu te amo, interpretada por el propio Buarque y Telma Costa., acompañados al piano por Jobim.


EU TE AMO

Ah, se já perdemos a noção da hora
Se juntos já jogamos tudo fora
Me conta agora como hei de partir

Ah, se ao te conhecer
Dei pra sonhar, fiz tantos desvarios
Rompi com o mundo, queimei meus navios
Me diz pra onde é que inda posso ir

Se nós nas travessuras das noites eternas
Já confundimos tanto as nossas pernas
Diz com que pernas eu devo seguir

Se entornaste a nossa sorte pelo chão
Se na bagunça do teu coração
Meu sangue errou de veia e se perdeu

Como, se na desordem do armário embutido
Meu paletó enlaça o teu vestido
E o meu sapato inda pisa no teu

Como, se nos amamos feito dois pagãos,
Teus seios ainda estão nas minhas mãos
Me explica com que cara eu vou sair

Não, acho que estás te fazendo de tonta
Te dei meus olhos pra tomares conta
Agora conta como hei de partir.





La cantante Telma Costa (1953-1989)



Piedra negra sobre una piedra blanca (César Vallejo)


El 15 de abril de 1938, día en que el poeta peruano César Vallejo murió en París, era viernes. Casi acierta en su memorable poema...


PIEDRA NEGRA SOBRE UNA PIEDRA BLANCA

Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro-
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos...






AGUACERO

Me moriré en París con aguacero un día del cual tengo ya el recuerdo. César Vallejo lo dejó escrito para que el tiempo confirmara que los poetas no se equivocan jamás. Gil de Biedma lo dijo de otro modo, Claudio Rodríguez lo ha escrito mil veces y hay una imagen de una mano muerta en una ventana de Oxford, descrita por Francisco Brines, que siempre me evoca esa luz profética que tienen las palabras de los poetas.El caso de los ojos de César Vallejo, de cuya muerte parisiense se cumplen hoy 50 años, es muy especial para los que aprendimos de él la pasión indescriptible por la mirada ajena ("Confianza en el anteojo y no en el ojo", la elección de lo que pasa frente a lo que nos pasa).

No sólo profetizó las circunstancias acuosas de su propia muerte, sino que fue capaz de entrar en los otros sin tenerse en cuenta, como un espectador asustado por la realidad contra la que es imposible hacer otra cosa que dar puñetazos al aire. César Vallejo, como escritor colectivo que fue, es el poeta de lo inevitable y por eso es también el poeta de la solidaridad.

Aquel célebre poema en el que él, como un espejo pegado a los otros, ve el porvenir acotado de un albañil al que un ladrillo le ciega terminantemente la continuidad de los días -"y ya no almuerza"- encierra la metáfora de la impotencia que ante el curso de la vida los poetas sienten como casi nadie. La obsesión por la imposibilidad de abolir lo inevitable le convirtió en un ser escueto, esencial, consciente de que al fin y al cabo él era una palabra diluida en la profundidad de un aguacero de París.

Tan hermosa fue su poesía cotidiana que él mismo se sorprendió haciéndola, como si otra voz se la estuviera dictando, y por eso sus ojos tienen la quietud rabiosa de los iluminados. Esa luz que habita sobre todo lo que escribió es lo que le hizo inmortal, y acaso para conjurar esa categoría infinita de la desaparición predijo cómo había de morirse. El aguacero que le acompañó estará todavía asustado de tanta certeza.

Juan Cruz (El País, 15 de abril de 1988)


jueves, 14 de abril de 2011

Desde la república de la conciencia (Seamus Heaney)



DESDE LA REPÚBLICA DE LA CONCIENCIA


I

Cuando aterricé en la república de la conciencia
y los motores se callaron, era tal el silencio
que pude escuchar el canto de un pájaro por encima de la pista.
El funcionario de inmigración, un hombre viejo,
extrajo una billetera de su abrigo tejido a mano
para mostrarme una fotografía de mi abuelo.
La mujer de la aduana me hizo declarar
las palabras de nuestros tradicionales rezos
contra el mal de ojo y de nuestros remedios para la mudez.
No hubo ningún portero. Ningún intérprete. Ni un taxi.
Uno llevaba su propio bulto y muy pronto desaparecían
los síntomas del recién adquirido privilegio.


II

Allá la neblina es un agüero temido, mas los rayos
anuncian la bonanza universal y los padres, durante la tempestad,
cuelgan a sus infantes en los árboles.
Su mineral precioso es la sal. Y ponen conchas marinas contra el oído
a la hora de los nacimientos y de los entierros.
Todos los pigmentos y tintas tienen por base el agua del mar.
Su símbolo sagrado es una barca estilizada.
La vela es una oreja y una pluma inclinada, el mástil.
El casco tiene forma de boca, la quilla es un ojo abierto.
Al asumir sus cargos, los funcionarios públicos
deben jurar su defensa de la ley no escrita, llorar
de vergüenza por atreverse a ocupar sus puestos
y afirmar su convicción de que la vida nació
de sal en las lágrimas derramadas por el Dios-del-cielo
cuando soñó que su soledad era infinita.


III

Regresé de aquella república frugal
con los dos brazos de igual tamaño, pues la aduanera insistía
que uno mismo representa el límite de los recursos permitidos.
El viejo se levantó, me miró a la cara y declaró
que en eso consistía el reconocimiento oficial
de que ahora disfrutaba de la doble nacionalidad.
Quiso por lo tanto que yo, al llegar a casa,
me considerara un representante de ellos
y que, usando mi propia lengua, hablara en su nombre.
Tenían embajadas, dijo, en todas partes, pero que cada una operaba
independiente
y ningún embajador sería retirado jamás.

Seamus Heaney

Este poema del Premio Nobel de Literatura Seamus Heaney (1939), ‘Desde la República de la Conciencia’ (‘From the Republic of Conscience’, publicado en ‘The Haw Lantern’, 1987), inspiró el Premio “Embajador de Conciencia” creado por Amnistía Internacional para galardonar a quien se distinguiera por su liderazgo a favor de la protección y promoción de los derechos humanos. En 2006 lo recibió el que fuera el preso político más famoso del mundo durante el apartheid y posteriormente Presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela. (Leído en Innisfree).


Una Plaza Mayor y una peseta de 1933

Plaza Mayor de Salamanca (Fotografía de Sheila0217)






Monedas (Galería de Jaume d'Urgell en Flickr)