.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

miércoles, 6 de marzo de 2013

Wittgenstein y Hitler en la escuela




(Visto en Literatortura)



2 comentarios:

Paco Campos dijo...

¿ya estaba ahí el monstruo?, es decir, si cambiáramos la flecha y en vez de sobre Hitler niño la dirigiéramos sobre el niño situado en el centro de la fila inferior, con esa actitud altanera y mirada insolente, ¿diríamos que ya se veía venir el desastre?

Paco

El transcriptor dijo...

Tarea, Paco. Escribir la novela de la vida de ese niño que apuntas. Nada menos :)

Un saludo