.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

jueves, 28 de febrero de 2013

Una obra de Gerhard Richter


Espejo rojo sangre (1991), una obra de Gerhard Richter.


(Visto en Art Mirrors Art)





miércoles, 27 de febrero de 2013

El sueño eterno



El sueño eterno (The Big Sleep, 1946), de Howard Hawks.







Inês Dias - Pequeños delitos entre amigos




PEQUEÑOS DELITOS ENTRE AMIGOS

Si un día me lo pides,
juro que te presto
mi corazón, tal como
guardé en la boca el pequeño dios
que te traía tan curioso.
De verdad. Te dejo tocarlo,
sentir su peso, tirarlo
contra la pared para que después
lo cojas y le quites la piel
de melocotón demasiado maduro.

Puedes quemarlo incluso –
con cuidado, por favor –
cuando haga más frío;
o enterrar los restos debajo
de las flores del paraíso, adrede
porque sabes que no las soporto.
A cambio, prométeme tan sólo
que después me dejas escapar
para saber cómo es eso de
pasar el resto de la vida desembarazada
por fin de ese peso muerto.

Inês Dias


Leído en  Hospedaria Camões. Traducido por El transcriptor.



PEQUENOS CRIMES ENTRE AMIGOS

Se um dia me pedires,
juro que te empresto
o meu coração, tal como
guardei na boca o pequeno deus
que te trazia tão curioso.
A sério. Deixo-te tocar nele,
sentir-lhe o peso, atirá-lo
contra a parede para depois
o apanhares e retirares a pele
de pêssego demasiado maduro.

Podes até queimá-lo –
com cuidado, por favor –
quando estiver mais frio;
ou enterrares os restos debaixo
das estrelícias, de propósito
por saberes que não as suporto.
Em troca, promete-me apenas
que depois me deixas fugir
para saber como é isso de
passar o resto da vida desembaraçada
finalmente desse peso morto.


Piolho, n.º 6, Edições Mortas/Black Sun Editores, Porto/Lisboa, 2011.



martes, 26 de febrero de 2013

Un proverbio criollo de Sierra Leona


Un proverbio criollo de Sierra Leona que menciona un personaje de la novela Nação crioula del angolano José Eduardo Agualusa


stone we dei botam wata, no say wen rain de cam


una piedra debajo del agua no sabe que está lloviendo



lunes, 25 de febrero de 2013

SIN FILOSOFÍA la escuela se vacía



Gracias al amigo Jose, profesor de Filosofía, que me dio a conocer esto. Jamás tomaríamos una bebida como ésta por iniciativa propia, pero nos la dan por un embudo y con las manos atadas.






Vladimir Mayakovsky - La blusa fatua



LA BLUSA FATUA

Yo me haré pantalones negros,
del terciopelo de mi voz,
y una blusa amarilla,
de tres metros de atardecer,
y pasaré por la mundial avenida Nievski
por sus lustrosas veredas,
compadreando con paso fatuo de Don Juan.

Dejen que la tierra gima en descanso amujerado.
"¡Tú las primaveras verdes las vas a violar!"
Yo le diré al sol, mostrando los dientes:
-¡Sobre el asfalto liso, me gusta compadrear!

Será porque el cielo está muy celeste,
y la tierra, mi amante, está limpia y de fiesta,
yo les regalo mis versos alegres, como un bi-ba-bó,
necesarios y agudos como cepillo de dientes.

Mujeres amantes de mi carne,
y esa niña que fraternalmente me mira.
Cubridlo de sonrisas al poeta,
que yo las bordaré, cual flores,
en mi blusa,
amarilla,
de fatuo.

Vladimir Mayakovsky 


Escrito en 1913, publicado por primera vez en la revista de "Futuristas Rusos" en 1914. El origen de esa blusa según el propio poeta, es el siguiente: "cierta vez a falta de corbata, me puse una cinta amarilla y tuve mucho éxito. Entonces decidí hacerme una camisa del color de la corbata: el éxito fue escandaloso."

(Versión de Lila Guerrero en  A media voz)


Mayakovsky, fotografiado por Rodchenko (1924)



(Fotografías:  real distan y Photo Tractatus - Flickr)



domingo, 24 de febrero de 2013

José Afonso canta en directo la 'Balada de outono'




Ayer se cumplieron 26 años de la muerte del cantante José Afonso, Zeca Afonso, como es conocido por todos los portugueses. Ya afectado por la enfermedad, dio su último concierto en el Coliseu dos Recreios de Lisboa, el 29 de enero de 1983.

Con sentimiento.


BALADA DE OUTONO

Águas passadas do rio
Meu sono vazio
Não vão acordar
Águas das fontes calai
Ó ribeiras chorai
Que eu não volto a cantar

Rios que vão dar ao mar
Deixem meus olhos secar
Águas das fontes calai
Ó ribeiras chorai
Que eu não volto a cantar

Águas do rio correndo
Poentes morrendo
P'ras bandas do mar
Águas das fontes calai
Ó ribeiras chorai
Que eu não volto a cantar

Rios que vão dar ao mar
Deixem meus olhos secar
Águas das fontes calai
Ó ribeiras chorai
Que eu não volto a cantar


Obrigado ao blogue O cheiro da ilha





Verdi y Pavarotti - "La rivedrò nell'estasi"




El 10 de octubre se cumplen doscientos años del nacimiento de Giuseppe Verdi. Es el año Verdi y empezamos con un fragmento de Un ballo in maschera (1859) interpretado por Luciano Pavarotti.




Dos Morisots y un Manet

Joven con gato (1889) - Berthe Morisot



El ensueño de Julia (1894) - Berthe Morisot



Retrato de Berthe Morisot (1872) - Edouard Manet




(Vistos en *Huismus - Flickr)



sábado, 23 de febrero de 2013

Desfiles deportivos en Stalingrado - 1945







Tres de las fotografías de desfiles deportivos en Stalingrado en mayo de 1945 publicadas en vintage everyday.



viernes, 22 de febrero de 2013

Plácido Domingo - Kuda, kuda, vy udalilis




Una bellísima aria de la ópera Yevgueni Oneguin, de Tchaikovski, cantada por Plácido Domingo, que interpreta al poeta Lenski, amigo del protagonista, Onegin.

"Kuda, kuda, vy udalilis" («Куда, куда вы удалились, весны моей златые дни»), "Dónde, dónde habéis ido, días radiantes de mi juventud..."


Aquí en versión del tenor mexicano Ramón Vargas. Algún día vendrá cantada por un tenor ruso.



Tema del traidor y del héroe: Borges y Bertolucci



El relato Tema del traidor y del héroe de Jorge Luis Borges sirvió de base al director Bernardo Bertolucci para su película La estrategia de la araña (La strategia del ragno, 1970), 

encadena2, Revista de cine



TEMA DEL TRAIDOR Y DEL HÉROE

Sho the Platonic Year
Whirls out new right and wrong
Whirls in the old instead,
All men are dancers and their tread
Goes to the barbarous clangour of a gong.

W.B. Yeats: TheTower


Bajo el notorio influjo de Chesterton (discurridor y exornador de elegantes misterios) y del consejero áulico Leibniz (que inventó la armonía preestablecida), he imaginado este argumento, que escribiré tal vez y que ya de algún modo me justifica, en las tardes inútiles. Faltan pormenores, rectificaciones, ajustes; hay zonas de la historia que no me fueron reveladas aún; hoy, 3 de enero de 1944, la vislumbro así.

La acción transcurre en un país oprimido y tenaz: Polonia, Irlanda, la república de Venecia, algún estado sudamericano o balcánico... Ha transcurrido, mejor dicho, pues aunque el narrador es contemporáneo, la historia referida por él ocurrió al promediar o al empezar el siglo XIX. Digamos (para comodidad narrativa) Irlanda; digamos 1824. El narrador se llama Ryan; es bisnieto del joven, del heroico, del bello, del asesinado Fergus Kilpatrick, cuyo sepulcro fue misteriosamente violado, cuyo nombre ilustra los versos de Browning y de Hugo, cuya estatua preside un cerro gris entre ciénagas rojas.

Kilpatrick fue un conspirador, un secreto y glorioso capitán de conspiradores; a semejanza de Moisés que, desde la tierra de Moab, divisó y no pudo pisar la tierra prometida, Kilpatrick pereció en la víspera de la rebelión victoriosa que había premeditado y soñado. Se aproxima la fecha del primer centenario de su muerte; las circunstancias del crimen son enigmáticas; Ryan, dedicado a la redacción de una biografía del héroe, descubre que el enigma rebasa lo puramente policial. Kilpatrick fue asesinado en un teatro; la policía británica no dio jamás con el matador; los historiadores declaran que ese fracaso no empaña su buen crédito, ya que tal vez lo hizo matar la misma policía. Otras facetas del enigma inquietan a Ryan. Son de carácter cíclico: parecen repetir o combinar hechos de remotas regiones, de remotas edades. Así, nadie ignora que los esbirros que examinaron el cadáver del héroe, hallaron una carta cerrada que le advertía el riesgo de concurrir al teatro, esa noche; también Julio César, al encaminarse al lugar donde lo aguardaban los puñales de sus amigos, recibió un memorial que no llegó a leer, en que iba declarada la traición, con los nombres de los traidores. La mujer de César, Calpurnia, vio en sueños abatida una torre que le había decretado el Senado; falsos y anónimos rumores, la víspera de la muerte de Kilpatrick, publicaron en todo el país el incendio de la torre circular de Kilgarvan, hecho que pudo parecer un presagio, pues aquél había nacido en Kilgarvan. Esos paralelismos (y otros) de la historia de César y de la historia de un conspirador irlandés inducen a Ryan a suponer una secreta forma del tiempo, un dibujo de líneas que se repiten. Piensa en la historia decimal que ideó Condorcet; en las morfologías que propusieron Hegel, Spengler y Vico; en los hombres de Hesíodo, que degeneran desde el oro hasta el hierro. Piensa en la transmigración de las almas, doctrina que da horror a las letras célticas y que el propio César atribuyó a los druidas británicos; piensa que antes de ser Fergus Kilpatrick, Fergus Kilpatrick fue Julio César. De esos laberintos circulares lo salva una curiosa comprobación, una comprobación que luego lo abisma en otros laberintos más inextricables y heterogéneos: ciertas palabras de un mendigo que conversó con Fergus Kilpatrick el día de su muerte, fueron prefiguradas por Shakespeare, en la tragedia de Macbeth. Que la historia hubiera copiado a la historia ya era suficientemente pasmoso; que la historia copie a la literatura es inconcebible… Ryan indaga que en 1814, James Alexander Nolan, el más antiguo de los compañeros del héroe, había traducido al gaélico los principales dramas de Shakespeare; entre ellos, Julio César. También descubre en los archivos un artículo manuscrito de Nolan sobre los Festspiele de Suiza: vastas y errantes representaciones teatrales, que requieren miles de actores y que reiteran episodios históricos en las mismas ciudades y montañas donde ocurrieron. Otro documento inédito le revela que, pocos días antes del fin, Kilpatrick, presidiendo el último cónclave, había firmado la sentencia de muerte de un traidor, cuyo nombre ha sido borrado. Esta sentencia no condice con los piadosos hábitos de Kilpatrick. Ryan investiga el asunto (esa investigación es uno de los hiatos del argumento) y logra descifrar el enigma.

Kilpatrick fue ultimado en un teatro, pero de teatro hizo también la entera ciudad, y los actores fueron legión, y el drama coronado por su muerte abarcó muchos días y muchas noches. He aquí lo acontecido:

El 2 de agosto de 1824 se reunieron los conspiradores. El país estaba maduro para la rebelión; algo, sin embargo, fallaba siempre: algún traidor había en el cónclave. Fergus Kilpatrick había encomendado a James Nolan el descubrimiento de ese traidor. Nolan ejecutó su tarea: anunció en pleno cónclave que el traidor era el mismo Kilpatrick. Demostró con pruebas irrefutables la verdad de la acusación; los conjurados condenaron a muerte a su presidente. Este firmó su propia sentencia, pero imploró que su castigo no perjudicara a la patria.

Entonces Nolan concibió un extraño proyecto. Irlanda idolatraba a Kilpatrick; la más tenue sospecha de su vileza hubiera comprometido la rebelión; Nolan propuso un plan que hizo de la ejecución del traidor el instrumento para la emancipación de la patria. Sugirió que el condenado muriera a manos de un asesino desconocido, en circunstancias deliberadamente dramáticas, que se grabaran en la imaginación popular y que apresuraran la rebelión. Kilpatrick juró colaborar en este proyecto, que le daba ocasión de redimirse y que rubricaría su muerte.

Nolan, urgido por el tiempo, no supo íntegramente inventar las circunstancias de la múltiple ejecución; tuvo que plagiar a otro dramaturgo, al enemigo inglés William Shakespeare. Repitió escenas de Macbeth, de Julio César. La pública y secreta representación comprendió varios días. El condenado entró en Dublín, discutió, obró, rezó, reprobó, pronunció palabras patéticas, y cada uno de esos actos que reflejaría la gloria, había sido prefijado por Nolan. Centenares de actores colaboraron con el protagonista; el rol de algunos fue complejo; el de otros, momentáneo. Las cosas que dijeron e hicieron perduran en los libros históricos, en la memoria apasionada de Irlanda. Kilpatrick, arrebatado por ese minucioso destino que lo redimía y que lo perdía, más de una vez enriqueció con actos y palabras improvisadas el texto de su juez. Así fue desplegándose en el tiempo el populoso drama, hasta que el 6 de agosto de 1824, en un palco de funerarias cortinas que prefiguraba el de Lincoln, un balazo anhelado entró en el pecho del traidor y del héroe, que apenas pudo articular, entre dos efusiones de brusca sangre, algunas palabras previstas.

En la obra de Nolan, los pasajes imitados de Shakespeare son los menos dramáticos; Ryan sospecha que el autor los intercaló para que una persona, en el porvenir, diera con la verdad. Comprende que él también forma parte de la trama de Nolan... Al cabo de tenaces cavilaciones, resuelve silenciar el descubrimiento. Publica un libro dedicado a la gloria del héroe, también eso, tal vez, estaba previsto.

Jorge Luis Borges

Ficciones (1941)

(Texto extraído de Material de lectura. UNAM)









jueves, 21 de febrero de 2013

Adiós a Kevin Ayers

Kevin Ayers en 1974

Decimos adiós al músico inglés Kevin Ayers, una leyenda del pop psicodélico y fundador del mítico grupo Soft Machine. También destacó como compositor y cantante en solitario.


SONG FOR INSANE TIMES

People say that they want to be free
They look at him and they look at me
But it's only themselves they're wanting to see
And everybody knows about it

We talk all night and we're all turned on
We believe we heard him singing his song
Telling us all there was work to be done
And everyone sung a chorus of I am the walrus

Yes Disneyland has come to town
Everyone's dressed and standing around
Alice is wearing her sexiest gown
But she doesn't want you to look at her

Beautiful people are queuing to drown
They wait for the lifeguard to put on his crown
But he's up at the other end of town
Trying to talk to the mirror

The scientist talks and he knows what he means
He sits on the floor and has beautiful dreams
Then he gets brought down by a woman who screams
But he knows it's only a record... Oh yes it is

His brave new girl stops feeding the ants
And looks at him with her septic pants
She still knows how to make him dance
And forget about emancipation... it's just imagination

And you and I we sit and hum
We know something's got to come
And get us off our endless bum
There's probably one in the bathroom
Or even in the hall
I don't know anymore than you do
In fact I don't know anything at all




“La gente bien hace cola para hundirse / Esperan a que el salvavidas se ponga su corona / cuando no saben que está en la otra parte de la ciudad”, cantó Ayers en la escalofriante "Song for insane times", canción para aquellos, y estos… y para todos los tiempos enfermos. El tema estaba incluido en Joy of a toy (1969), su debut en solitario, con el que el vocalista se sacudió la tristeza de su despedida de Soft Machine, banda en la que también hacía las veces de bajista y que abandonó al término de una gira del grupo como telonero de Jimi Hendrix en Estados Unidos.

"Kevin Ayers, leyenda del pop psicodélico, fallece a los 68 años", artículo de Iker Seisdedos en El País (21-2-2013)

 Kevin Ayers en la Wikipedia.





Françoise Hardy - Le temps de l'amour

*


LE TEMPS DE L'AMOUR

C'est le temps de l'amour,
Le temps des copains et de l'aventure
Quand le temps va et vient,
On ne pense a rien malgre ses blessures
Car le temps de l'amour
C'est long et c'est court,
Ca dure toujours, on s'en souvient

On se dit qu' a vingt ans on est le roi du monde,
Et qu' éternellement il y aura dans nos yeux
Tout le ciel bleu

C'est le temps de l'amour,
Le temps des copains et de l'aventure
Quand le temps va et vient,
On ne pense a rien malgre ses blessures
Car le temps de l'amour
Ca vous met au coeur
Beaucoup de chaleur et de bonheur

Un beau jour c'est l'amour et le coeur bat plus vite,
Car la vie suit son cours
Et l'on est tout heureux d'etre amoureux

C'est le temps de l'amour,
Le temps des copains et de l'aventure
Quand le temps va et vient,
On ne pense a rien malgre ses blessures
Car le temps de l'amour
C'est long et c'est court,
Ca dure toujours, on s'en souvient








miércoles, 20 de febrero de 2013

Un autorretrato de Rudolf Schlichter



Un autorretrato de Rudolf Schlichter (1890-1955), artista alemán considerado uno de los más importantes representantes del movimiento Neue Sachlichkeit (Nueva objetividad). esta obra pertenece a una colección privada.



(Visto en Ras Marley - Flickr)






Sophia de Mello Breyner Andresen - Biografia

Sophia de Mello

BIOGRAFÍA

Tuve amigos que morían, amigos que partían
otros rompían su rostro contra el tiempo.
Odié lo que era fácil
Me busqué en la luz, en el mar, en el viento.

Sophia de Mello Breyner Andresen


Leído en Rua das Pretas. Traducido por El transcriptor


BIOGRAFIA

Tive amigos que morriam, amigos que partiam
Outros quebravam o seu rosto contra o tempo.
Odiei o que era fácil
Procurei-me na luz, no mar, no vento.



martes, 19 de febrero de 2013

Pablo Guerrero - A cántaros

Fotografía de Federico Casares (solofotones en Flickr)


Bueno. Sin palabras. Que cante Pablo, Pablo Guerrero. Que vuelva a llover, a llover...


A CÁNTAROS

Tú y yo, muchacha, estamos hechos de nubes
pero, ¿quién nos ata?
Dame la mano y vamos a sentarnos
bajo cualquier estatua,
que es tiempo de vivir y de soñar y de creer
que tiene que llover
a cántaros.

Estamos amasados con libertad, muchacha,
pero, ¿quién nos ata?
Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio,
preparada tu marcha.

Hay que doler de la vida, hasta creer,
que tiene que llover
a cántaros.

Ellos seguirán dormidos
en sus cuentas corrientes de seguridad.
Planearán vender la vida y la muerte y la paz.
¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?

Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian
que la siesta se acaba
y que una lluvia fuerte, sin bioencimas, claro,
limpiará nuestra casa.

Hay que doler de la vida, hasta creer,
que tiene que llover
a cántaros.








Una canción con mucha alegría de su disco A tapar la calle, "Paraíso ahora"


Fellini durante el rodaje de 'Satyricón' (1969)




*


lunes, 18 de febrero de 2013

Primera estrofa de la 'Canción a las ruinas de Itálica'

*

Esta es la primera  estrofa de la Canción a las ruinas de Itálica de Rodrigo Caro (1573-1647):



Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora
campos de soledad, mustio collado,
fueron un tiempo Itálica famosa.
Aquí de Cipión la vencedora
colonia fue; por tierra derribado
yace el temido honor de la espantosa
muralla, y lastimosa
reliquia es solamente
de su invencible gente.
Sólo quedan memorias funerales
donde erraron ya sombras de alto ejemplo
este llano fue plaza, allí fue templo;
de todo apenas quedan las señales.
Del gimnasio y las termas regaladas
leves vuelas cenizas desdichadas;
las torres que desprecio al aire fueron
a su gran pesadumbre se rindieron.
Este despedazado anfiteatro,
impío honor de los dioses, cuya afrenta
publica el amarillo jaramago,
ya reducido a trágico teatro,
¡oh fábula del tiempo, representa
cuánta fue su grandeza y es su estrago!


(Aquí, completa)


domingo, 17 de febrero de 2013

Tatit, Ozzetti, Ceumar e Salles - Baião de quatro toques


Luiz Tatit, Ná Ozzetti, Ceumar y Suzana Salles, son los nombres de estos cuatro cantantes brasileños que nos deleitan con Baião de quatro toques. Hay una versión más rápida de Ná Ozzetti en un disco de José Miguel Wisnik. Queda pendiente para otro día.


BAIÃO DE QUATRO TOQUES

Quando bater no coração
Quatro pancadas e depois um bis
Pode escrever não falha não
É a tentação de ser muito feliz

Por isso é bom esse baião de quatro toques
Carregadinho de premonição
Ele não deixa que a batida se desloque
E que se afaste do seu coração

Pra quem compôs, pra quem tocou
e pra quem ouve
É o destino que sempre se quis
É uma quinta sinfonia de Beethoven
Que decantou e só ficou a raiz

Dá pra sentir
A exatidão
No tiquetaque do seu coração
Dá pra entender
Que esse baião
De quatro toques
Tanto tentou
Tanto tentou
Que se tornou
A tentação desse país
De ser assim feliz






'Adeus, Carnaval'



Fotografía de Martin Lazarev hecha esta misma semana en el Carnaval de Río de Janeiro. Adeus, Carnaval...




sábado, 16 de febrero de 2013

Una foto de Marc Bollman



Marc Bollman, o mr. Xavier en Flickr, es el autor de esta fotografía.




Ursula Andress - 1967



Ursula Andress, fotografiada en 1967. Autor no indicado.



(Vista en skorver1 - Flickr)



viernes, 15 de febrero de 2013

Shostakovich - Vals de la 'Suite de Jazz nº 2'



Jazz Suite No. 2 (Suite for Stage Variety Orchestra): VI. Waltz 2

Composer: Dmitri Shostakovich (1906-1975)

Conductor: Dmitry Yablonsky

Ensemble: Russian State Symphony Orchestra

W.B. Yeats - Jane la loca habla con el obispo




JANE LA LOCA HABLA CON EL OBISPO

Topé con el obispo de camino
y mucho hablamos él y yo.
“Tus pechos están flojos y caídos,
tus venas pronto se consumirán;
vive en una mansión digna del cielo,
y no en una pocilga pestilente.”

“Belleza y pestilencia son parientes;
pestilencia precisa de belleza,”
le respondí. “Se han ido mis amigos
pero es cierto que nunca me negaron
ni la tumba ni el lecho, diestros en la bajeza
del cuerpo y la altivez del corazón.”

“La mujer puede ser altiva y rígida
en su planteamiento del amor;
pero el Amor ha alzado su mansión
en el lugar del excremento;
pues nada puede ser único e íntegro
si antes no fue rasgado.”

W.B. Yeats




Words for music perhaps (1931) Trad. De Gustavo Falaquera, leída en El origen del mundo (Juan Abad), poesía Hiperión, 2004




CRAZY JANE TALKS WITH THE BISHOP

I met the Bishop on the road
And much said he and I.
'Those breasts are flat and fallen now,
Those veins must soon be dry;
Live in a heavenly mansion,
Not in some foul sty.'

'Fair and foul are near of kin,
And fair needs foul,' I cried.
'My friends are gone, but that's a truth
Nor grave nor bed denied,
Learned in bodily lowliness
And in the heart's pride.

'A woman can be proud and stiff
When on love intent;
But Love has pitched his mansion in
The place of excrement;
For nothing can be sole or whole
That has not been rent.'


jueves, 14 de febrero de 2013

Dizzy Gillespie - Con Alma

[Portrait of Dizzy Gillespie and Georgie Auld, Downbeat, New York, N.Y., ca. Aug. 1947]
Fotografía de William P. Gottlieb


El pasado 6 de enero se cumplieron veinte años de la muerte del trompetista y compositor norteamericano Dizzy Gillespie (1917-1993). Lo recordamos con un tema compuesto por él, Con Alma.


Verve Records, 1954



Una foto de Romain Slocombe



Una fotografía del fotógrafo, pintor y cineasta francés Romain Slocombe.



(Vista en kraftgenie - Flickr)



Fabio Hurtado - La garza



La garza es una obra del pintor español Fabio Hurtado (Madrid, 1960)


(Visto en *Huismus - Flickr)





miércoles, 13 de febrero de 2013

Toquinho e Vinícius - Marcha da Quarta-feira de cinzas




Marcha da Quarta-feira de cinzas

Acabou nosso carnaval
Ninguém ouve cantar canções
Ninguém passa mais
Brincando feliz
E nos corações
Saudades e cinzas
Foi o que restou

Pelas ruas o que se vê
É uma gente que nem se vê
Que nem se sorri
Se beija e se abraça
E sai caminhando
Dançando e cantando
Cantigas de amor

E no entanto é preciso cantar
Mais que nunca é preciso cantar
É preciso cantar e alegrar a cidade

A tristeza que a gente tem
Qualquer dia vai se acabar
Todos vão sorrir
Voltou a esperança
É o povo que dança
Contente da vida
Feliz a cantar

Porque são tantas coisas azuis
E há tão grandes promessas de luz
Tanto amor para amar de que a gente nem sabe

Quem me dera viver pra ver
E brincar outros carnavais
Com a beleza
Dos velhos carnavais
Que marchas tão lindas
E o povo cantando
Seu canto de paz
Seu canto de paz




martes, 12 de febrero de 2013

Un cuadro de Roberto Montenegro



Bar Papillon (1934), un cuadro del pintor, litógrafo y escenógrafo mexicano Roberto Montenegro (1887-1968)


(Visto en Ras Marley - Flickr)


Julio Cortázar - ¿Qué es un cuento?

Ilustración de alexanderer


En el aniversario de la muerte de Julio Cortázar, recordamos unas palabras suyas sobre qué es un cuento:


Yo creo que nadie ha definido hasta hoy un cuento de manera satisfactoria, cada escritor tiene su propia idea del cuento. En mi caso, el cuento es un relato en en el que lo que interesa es una cierta tensión, una cierta capacidad de atrapar al lector y llevarlo de una manera que podemos calificar casi de fatal hacia una desembocadura, hacia un final. Aunque parezca broma, un cuento es como andar en bicicleta, mientras se mantiene la velocidad el equilibrio es muy fácil, pero si se empieza a perder velocidad ahí te caes y un cuento que pierde velocidad al final, pues es un golpe para el autor y para el lector.






Escritos de Dios (Carlos Edmundo de Ory)

En una iglesia de la calle Embajadores, de Madrid (Foto de gaelx)


Estando tan reciente la resignación papal, y escuchando hace un rato la sección Carne cruda 2.0 de Hora 25, recordé este soneto de nuestro querido Carlos Edmundo de Ory.


ESCRITOS DE DIOS

Estoy pensando que ser Dios es duro
y sin embargo sigo en mi trabajo
mirando desde Arriba lo de Abajo
y levantando eternamente un muro

Pues no puedo salir del cielo  Puro
solitario mis flores riego y majo
mi pobre soledad de pan y ajo
y de noche me escondo tras lo oscuro

¿Podré quedarme al fin solo en el cielo
sin santos y sin ángeles sumido
en esa honesta y mística tristeza?

¿Podré poner al mundo un negro velo?
¿Podré quedarme Yo también dormido?
¡¡¡Quisiera dimitir de Mi Grandeza!!!

3 de abril  de 1951


Aquí unos sonetos de Giuseppe Gioacchino Belli en versión de Agustín García Calvo: La Santísima Trinidad, y en otra entrada, dos, El papa en su estado y El estreno del mundo.


Belli en la Wiki italiana



lunes, 11 de febrero de 2013

Adiós a Donald Byrd

Donald Byrd fotografiado en 1959 en Nueva York por William Claxton


El pasado 4 de febrero falleció el trompetista de jazz Donald Byrd. Le decimos adiós con un standard, I'm a Fool to Want You, que cantaron en su día Frank Sinatra y, posteriormente, Billie Holiday.











Sylvia Plath - Amapolas en julio



Hoy se cumplen cincuenta años del suicidio de la poeta norteamericana Sylvia Plath (1932-1963).


AMAPOLAS EN JULIO

Pequeñas amapolas. Pequeñas llamas del infierno.
¿Acaso no estáis heridas?

Tan vacilantes que no puedo tocarlas.
Puse mis manos sobre sus llamas. Pero no me quemaron.

Y allí me quedé exhausta para vigilarlas.
Vacilante como ellas -arrugada y rojo clara- como la piel de una boca.

Como una boca.
Una boca ensangrentada.

He ahí el vapor que no puedo tocar.
¿Dónde están tus drogas y tus nauseabundas píldoras?

¡Si pudiera sangrar o dormir!
Si mi boca pudiera casarse con una herida como la tuya.

O con tus licores escurriendose dentro de mí, en esta cápsula de vidrio
Ahora apagada y silenciosa.

Pero descolorida. Descolorida.


De Ariel


Traducción leída en Puedo saltar charcos.



POPPIES IN JULY

Little poppies, little hell flames,
Do you do no harm?

You flicker. I cannot touch you.
I put my hands among the flames. Nothing burns

And it exhausts me to watch you
Flickering like that, wrinkly and clear red, like the skin of a mouth.

A mouth just bloodied.
Little bloody skirts!

There are fumes I cannot touch.
Where are your opiates, your nauseous capsules?

If I could bleed, or sleep! -
If my mouth could marry a hurt like that!

Or your liquors seep to me, in this glass capsule,
Dulling and stilling.

But colorless. Colorless.


domingo, 10 de febrero de 2013

Confetti por el aire y 'Tereza tristeza'

Foliã joga confetes em festa de carnaval de 1961 – Foto: Arquivo/AE


(Vista en Estadão.com.br/blogs)


Acompañamos esta fotografía con otra canción compuesta por Chico Buarque, pero interpretada por el grupo MPB4:

TEREZA TRISTEZA

Oh Tereza essa tristeza
Não tem solução
Tire o meu lugar da mesa
Não me espere não
Não vou, não
Ao menos sou sincero
Que te adoro
Que te quero
Mas não passo bem sem carnaval
Não

Oh Tereza essa tristeza
Não tem solução
Ser mulher é muito mais
Do que pregar botão
Não vê não
Que o homem quando é homem
Passa frio passa fome
Mas não bem sem desse carnaval

Diz que não tem café
Diz que não tem feijão
Nem sandália pro pé
Nem aliança pro dedo da mão
Oh Tereza
É tão pouca tristeza
Tem gente que nem carnaval
Não tem não

(1965)





Chico Buarque - Sonho de um carnaval




SONHO DE UM CARNAVAL

Carnaval, desengano
Deixei a dor em casa me esperando
E brinquei e gritei e fui vestido de rei
Quarta-feira sempre desce o pano

Carnaval, desengano
Essa morena me deixou sonhando
Mão na mão, pé no chão
E hoje nem lembra não

Quarta-feira sempre desce o pano
Era uma canção, um só cordão
E uma vontade
De tomar a mão

De cada irmão pela cidade
No carnaval, esperança
Que gente longe viva na lembrança
Que gente triste possa entrar na dança
Que gente grande saiba ser criança







sábado, 9 de febrero de 2013

Netrebko y Garança en el 'Dúo de las flores' de Delibes




Lakmé es una ópera en tres actos con música de Léo Delibes y libreto en francés de Edmond Gondinet y Philippe Gille, basado en la novela Rarahu ou Le Mariage (Rarahu o El matrimonio), de Pierre Loti (1880). Su estreno mundial tuvo lugar en el Teatro de la Opéra-Comique, en París, en 1883. En España se estrenó el 15 de septiembre de 1898, en el Teatro Novedades de Barcelona.

La ópera incluye el famoso y popular Dúo de las flores (Sous le dôme épais) para soprano y mezzosoprano interpretado en el acto primero por el personaje principal, Lakmé, la hija de un sacerdote brahmán, y su criada Mallika.

(Wikipedia)


Obrigado ao blog Absorto por este presente.


Vitti y Delon en 'El eclipse'





Alain Delon y Monica Vitti en dos momentos de la película El eclipse (L'eclisse, 1962) de Michelangelo Antonioni.


(Vistos en bswise)






viernes, 8 de febrero de 2013

'Two fools of Carnival'



Two fools of Carnival. Engraving made by Hendrik Hondius I After Pieter Bruegel the Elder, Dutch, 1642.



(Visto en Kintzertorium)



Jesús Hilário Tundidor - Júbilo en la discoteca



JÚBILO EN LA DISCOTECA

A la emoción de vivir


¿QUIÉN te ha lanzado aquí, sobre esta fiesta?
Tú nada sabes. Callas. Arremetes
con todo tu vigor, abres corchetes
de serpentinas mágicas e inhiesta

danzas... Saltas, gritas, vives esta
presente desazón, te escurres, metes
tu limpia baza aunque tu azar aprietes
en el lugar del baile y de la orquesta.

Tú nada sabes, no investigas nada.
Nada te importa. Vives en mandato
hacia el misterio que a danzar te obliga.

No subas, si es que llueve, tu mirada
y acepta fiel tu oficio, pasa el rato,
máscara en sombra alegre, pobre amiga.

Jesús Hilario Tundidor



Más poemas del autor



jueves, 7 de febrero de 2013

Dos autorretratos de Man Ray en compañía





Dos autorretratos de Man Ray con la artista y fotógrafa suiza Meret Oppenheim (1931).


(Vistas en bits &  bites)


Aquí, un retrato de Meret Oppenheim por Man Ray




miércoles, 6 de febrero de 2013

Álvaro Cunqueiro - Retrato: «Cabeza de hombre» de Antonello da Messina

Retrato de marinero desconocido (c. 1465-1476). Óleo sobre tabla.
Museo Mandralisca, Cefalù (Sicilia)


RETRATO: «CABEZA DE HOMBRE» DE ANTONELLO DA MESSINA

Alguien dijo que su mirada es desdeñosa.
Indiferente sonríe a las generaciones que pasan
y juzga, sin mostrarlo,
y sin que podamos sospechar que a lo mejor lleva
peso de muertes en su conciencia.
El hombre, un no sé qué de lujurioso,
una fina crueldad, un espiarte
de aquí hasta el fondo de la sangre y de los jardines
del pensamiento, y del sueño. Búrlase
de los siglos y de los ángeles, y de todo
lo que no dura, porque él es eterno.

Álvaro Cunqueiro


Leído en Antología poética (Álvaro Cunqueiro). Selección, prólogo y traducción de César Antonio de Molina. Plaza & Janés, 1983



RETRATO: «CABEZA DE HOME» DE ANTONELLO DA MESSINA

Alguén dixo que a súa mirada é desdeñosa.
Indiferente sorrí ás xeracións que pasan
e xulga, sen amosalo,
e sen que poidamos sospeitar que ao mellor leva
peso de mortes na conciencia súa.
O home, un non sei que de luxurioso,
unha fina crueldade, un esculcarte
deica o fondo do sangue e dos xardíns
do pensamento, e do soño. Búlrase
dos séculos e dos anxos, e de todo
o que non dura, porque el é eterno.


Sobre el retrato que sirvió de base al poema, "Ritratto d'ignoto marinaio"  (Wikipedia italiana)

martes, 5 de febrero de 2013

Una foto de René Groebli



Una fotografía del fotógrafo suizo René Groebli (Zürich, 1927).


Blog 20 minutos: "El ojo del amor"