.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

miércoles, 15 de febrero de 2017

Dos poemas de Carmen Jodra Davó





CUMPLEAÑOS FELIZ

Ya tengo dieciséis años.
Ya soy más vieja que Británico,
más vieja que el dulce Domingo Savio,
más vieja que Antínoo cuando lo halló Adriano.

Ya tengo dieciséis años.
Se nos escapa el tiempo entre las manos,
y sigo virgen, y no bebo vino
ni conozco las dos lenguas de Claudio.

Hoy cumplo dieciséis años.
Me pregunto si Dios sigue esperando.



OREMOS

Líbranos de la pena porque ella
destroza el corazón larvadamente
y trae sombra a los ojos de los niños.

Líbranos de la dicha porque a ella
le siguen siempre penas que la hacen
aún más amarga que las penas mismas.

Líbranos del dolor que nos reduce
a tristes bestias de ojos humillados
que sólo buscan un rincón caliente.

Líbranos del placer que nos obliga
a creer que este mundo es dulce y bueno
justo hasta que salimos del encanto.

Líbranos del mal hado y la pobreza
que nos azotan con mano invisible
hasta que maldecimos nuestros nombres.

Líbranos del buen hado y la abundancia
que vierten la ponzoña gris del tedio
en la copa de oro del cinismo.

Carmen Jodra Davó


Más poemas en A media voz

Carmen Jodra nació en Madrid en 1980. Aquí ya han sido publicados otros dos poemas de su libro Las moras agraces (XIV Premio de poesía Hiperion, 1999, seis reediciones en ese mismo año).


Reseña de José Luis García Martín en El cultural





No hay comentarios: