.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Dos poemas de Adam Zagajewski



Estos dos poemas de Adam Zagajewski fueron publicados en ABC el pasado 9 de junio con motivo de la concesión del premio Princesa de Asturias de las Letras al poeta polaco ("Dos poemas inéditos de Adam Zagajewski, Princesa de Asturias de las Letras"). La traducción es de Xavier Farré, que ha vertido a nuestra lengua obras de Zagajewski en la editorial Acantilado, y ha traducido asimismo al gigante de las letras polacas, Czesław Miłosz, Premio Nobel de Literatura en 1980.


SANTIAGO DE COMPOSTELA

Una fina llovizna, como si el Atlántico
hiciera examen de conciencia
Noviembre ya ha dejado de fingir
La lluvia ha apagado las hogueras y las chispas
Santiago es la capital secreta de España
De día y de noche patrullas van hacia ella
Por las calles deambulan los peregrinos, cansados
o muy vivaces, como cualquier turista
Junto a la catedral vi a una mujer
que se había reclinado en su mochila y lloraba
La peregrinación había acabado
Adónde iba a ir ella ahora
La catedral son solo piedras
Las piedras no conocen el movimiento
Se aproxima la noche
y el invierno



MALETA

Cracovia nublada por la mañana, las colinas humeaban.
En Múnich llovía, los Alpes, invisibles
y pesados, descansaban en los valles como piedras.
Hasta Atenas no vimos el sol que
provocó que el aire, todo el aire,
toda una inmensa flota de aire
se transformara en oro tembloroso.
Como dicen los escritores religiosos: de repente
me convertí en otra persona.
Soy tan sólo un turista en el mundo visible,
una de entre esas miles de sombras que
deambulan por las salas inmensas de los aeropuertos-
y detrás de mí como un perro fiel con sus pequeñas ruedas
tengo a mi maleta verde.
Soy tan sólo un turista distraído,
pero amo la luz.





(Fotografía de Sergio Louro)




No hay comentarios: