.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

martes, 29 de mayo de 2018

Adiós, María Dolores

María Dolores Pradera en 2012 (Fotografía de Samuel Sánchez)


Ha muerto María Dolores Pradera.

Recuerdo que cuando yo oía a Pink Floyd, Jethro Tull, Mike Oldfield,  John Coltrane y la compañía... me gustaban sus canciones, su maravillosa voz, y eso, pensaba entonces, que era una cantante "de los tiempos de mis padres". Y un día llegué, a través de ella, hasta Chabuca Granda.

Caballo viejo, del venezolano Simón Díaz, siempre me gustó, me encanta: la letra, la música y esa interpretación de María Dolores Pradera, insuperable. Y cantando por lo bajinis mientras la escucho, le digo adiós.

Hace unos ocho años o así, tuve ocasión de verla actuar en directo. ¡Ochenta y tantos años y esa voz! Me pareció la de siempre. Era ella. Una noche inolvidable.


Sit tibi terra levis.







CABALLO VIEJO

Cuando el amor llega así de esta manera,
uno no se da ni cuenta,
el carutal reverdece,
el guamachito florece
y la soga se revienta.

Cuando el amor llega así de esta manera,
uno no tiene la culpa:
quererse no tiene horario,
ni fecha en el calendario
cuando las ganas se juntan.

Caballo le dan sabana
porque está viejo y cansao',
pero no se dan ni cuenta
que a un corazón amarrao'
cuando le sueltan las riendas
es caballo desbocao'.

Y si una potra alazana
caballo viejo se encuentra,
el pecho se le desgrana,
no le hace caso a falseta
y no le obedece al freno,
ni lo paranfalsas riendas.

Caballo le dan sabana
y tiene el tiempo contao',
y se va por la mañana
con su pasito apurao'.
a verse con su potranca
que lo tiene embarbascao'.

El potro da tiempo al tiempo
porque le sobra la edad,
caballo viejo no puede
perder la flor que le dan,
porque después de esta vida
no hay otra oportunidad.


El pasado día 3, escuchamos aquí una belleza como "Las simples cosas":

Uno se despide
insensiblemente de pequeñas cosas.

Lo mismo que un árbol
que en tiempo de otoño se queda sin hojas.

Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas,
esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida
y entonces comprende cómo están de ausentes las cosas queridas.

Por eso, muchacha, no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo.

Demórate a ti, en la luz solar de este medio día
donde encontrarás con el pan al sol la mesa tendida.

Por eso, muchacha, no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida...



"Muere la cantante María Dolores Pradera a los 93 años" (El País, 29-5-2018)

“Lo de ahora es más tremendo que la posguerra” (El País, 5-12-2012)




No hay comentarios: