.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

miércoles, 9 de mayo de 2018

Jesús Urceloy - Salmo 30




SALMO 30

Si hubiera un país que sólo fuera frontera
y hubiera una ciudad,
y la ciudad la misma frontera;

si hubiera un edificio ubicado en la frontera,
rodeado de frontera,
y allí un piso elevado, acaso un sexto, un doce:
donde cada frontera fuese al mismo tiempo
asilo, mirador, refugio o faro.

Si en esta casa hubiera una habitación encendida
la noche, cada noche, frontera y siempre y siempre,
y allí un hombre
desde siempre escribiera,
sería sólo aquel que en todos conocemos,

ese hombre sería quien viviera en la sombra,
quien habitado sólo de frontera
nos hace a los demás el don de no hallar límites.

Jesús Urceloy

(Madrid, 1964)


De Libro de los salmos. Devenir, 1997

(Este y tres poemas más en luke)



(Fotografía de Dal Nunes)




No hay comentarios: